Hornazo de romería

La receta de hoy procede de la enciclopedia Descubra España paso a paso, la tengo en casa desde hace más de treinta años y ayer por casualidad me acordé de este hornazo de romería que llevaba muchísimos años sin hacer así que, aprovechando que tenía algo de sofrito de tomate y atún en el frigo, me puse manos a la obra. En mi opinión el resultado final es más parecido a un brioche de relleno salado que al hornazo pero, en cualquier caso, en casa ha gustado mucho. La masa, si os decidís a prepararla en casa, es bastante dulce por lo que admite todo tipo de rellenos. Espero que os guste.
Ingredientes:
250 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
La piel de un limón.
75 mililitros de aguardiente.
50 gramos de azúcar.
2 huevos.
75 gramos de levadura de panadero.
250 mililitros de leche.
750 gramos de harina.
Sal.
Relleno al gusto.
Elaboración:
Comenzamos calentando el aceite con la piel del limón. Cuando comience a hervir retiramos del fuego y dejamos templar. A continuación colocamos en un bol el aceite ya templado y sin la corteza de limón, el aguardiente, la leche, la sal, los huevos batidos y el azúcar.
Mezclamos bien y añadimos la levadura, volviendo a mezclar hasta que se disuelva la levadura. Incorporamos la harina amasando bien hasta obtener una masa elástica.
Tomamos porciones de la masa. Estiramos fina y colocamos sobre ella el relleno. Tapamos con otra porción de masa.
Dejamos reposar nuestros hornazos hasta que suban. Una vez que han levado los pincelamos con huevo batido y horneamos hasta que estén bien dorados.
Cuando se enfríen un poco estarán listos para degustarlos.

Judiones con almejas (receta rápida)

Hoy comparto con vosotros una versión rápida de las deliciosas fabes con almejas y aunque, siendo sincera, evidentemente el sabor no es el mismo que el del tradicional plato que se prepara tras varias horas de lento y pausado "chup chup" en la olla os aseguro que el resultado es un plato bastante rico y que se prepara en muy poco tiempo. Os quedará delicioso si preparáis una buena base de caldo de pescado y utilizáis almejas bien frescas. Espero que os guste.
Ingredientes:
Para el fumet de pescado:
1 kilo de pescado de roca.
1 tomate.
1 cebolla.
1 rama de apio.
Perejil.
Un chorro generoso de coñac.
Sal y pimienta.
Aceite de oliva virgen extra.
Agua (suficiente para cubrirlo todo).
Para los judiones:
Fumet de pescado.
Un bote de 500 gramos de judiones cocidos.
500 gramos de almejas.
Una cebolla.
Dos tomates.
Un pimiento verde.
Un diente de ajo.
Una cucharada de pimentón.
Sal y pimienta.
aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
Comenzamos preparando el fumet. Para ello ponemos en una olla un buen chorro de aceite. Añadimos los pescados de roca, la verdura y el chorro de coñac y dejamos unos minutos para que el alcohol se evapore. Finalmente cubrimos con agua y dejamos cocinar a fuego lento unos 30 minutos.
En una sartén con aceite sofreimos la cebolla rallada con el pimiento finamente picado y el diente de ajo machacado.
Cuando la cebolla empiece a transparentar incorporamos el pimentón y el tomate rallado y dejamos cocinar hasta que el tomate esté frito.
Vertemos todo el sofrito sobre el fumet de pescado e incorporamos las almejas.
Por último agregamos los judiones y cuando las almejas estén abiertas retiramos del fuego.
Dejamos reposar un par de minutos y listo. Ya podemos degustar nuestro plato.

Mousse de speculoos

A mi hija y a mi marido los encantan los speculoos; esas galletas tan típicas en los mercados navideños de países como Bélgica y Holanda que se caracterizan por su sabor especiado y por esas bonitas formas que suelen recrear escenas de Navidad. Recuerdo que cuando viajamos a estos países descubrimos que allí también se comercializaba la crema de speculoos, por eso cuando el otro día la descubrí en el estante del super no pude resistirme a traérmela a casa. Ya con el bote en mi poder empecé a dar vueltas a la receta que podía preparar con él y este es el resultado. Espero que os guste.
 Ingredientes:
Para la base:
6 galletas speculoos.
2 cucharadas soperas de mantequilla.
Para la mousse:
250 gramos de queso mascarpone.
350 gramos de nata para montar.
3 cucharadas soperas de crema de speculoos.
3 yemas.
150 gramos de azúcar más 3 cucharadas soperas de azúcar.
Además necesitarás:
Algo más de crema de speculoos.
Chocolate rallado.
Elaboración:
Comenzamos batiendo las yemas junto a los 150 gramos de azúcar hasta obtener una crema muy espumosa que reservaremos.
Por otro lado batimos el mascarpone junto a la crema de speculoos y 100 mililitros de nata. Reservamos.
Unimos las dos mezclas anteriores hasta obtener una crema homogénea.
Por otro lado montamos la nata restante (250 mililitros) con las tres cucharadas de  azúcar. Cuando la nata esté bien firme la mezclamos (de forma manual) con la mezcla que teníamos reservada.
Procedemos al montaje de nuestras copas. En el fondo de las mismas ponemos una base de galleta picada mezclada con mantequilla y sobre la misma añadimos un par de cucharadas de crema de speculoos.
Finalmente vertemos encima la mousse de speculoos y dejamos en la nevera mejor de un día para otro.
Antes de servir espolvoreamos con un poco de chocolate rallado y listo.