Mousse de chocolate

Hoy toca una recetica dulce: se trata de un mousse de chocolate muy ligero y nada empachoso elaborado a partir de una crema inglesa. Su ligereza hace que sea ideal para tomarlo a cucharadas o como relleno de una tarta o pastelito. Yo en esta ocasión lo he servido acompañado de unas Fresh Pearl de Spherika Gourmet de fruta de la pasión y el resultado nos ha encantado. Es la primera vez que cocinaba con esferificaciones de fruta y he de confesar que me ha encantado. La explosión de sabor en boca es una maravilla y de hecho ya estoy pensando bastante utilidades de cara a las fiestas de Navidad que ya tenemos a la vuelta de la esquina. 
Ingredientes:
Para la crema inglesa:
150 gramos de nata liquida.
60 gramos de azúcar.
100 gramos de leche.
3 yemas.
Para la mousse:
La crema inglesa.
115 gramos de chocolate negro.
230 gramos de nata montada.
Una pizca de sal Maldon.
Esferificaciones de fruta de la pasión.
Elaboración:
Mezclamos la nata con la leche y la mitad de azúcar y ponemos al fuego hasta llevar a ebullición. a continuación montamos en un bol las yemas con el azúcar restante. Cuando hayan blanqueado vertemos sobre ellas la mezcla de nata, leche y azúcar que habíamos hervido.
Una vez bien mezclado todo lo volvemos a colocar al fuego hasta que espese. En ese punto tenemos lista nuestra crema inglesa a la que ya fuera del fuego añadiremos el chocolate bien picado y la sal.
Cuando esta mezcla alcance una temperatura de unos 35º le añadimos la nata (230 gramos) que previamente habremos montado.
Repartimos la mousse en copas y dejamos enfriar hasta que tome textura. Antes de servir coronamos con unas esferificaciones de fruta de la pasión.
Y ya tenemos lista nuestra mousse.

Manos de cerdo en salsa

Sé que esta es una de esas recetas ante las que pueden oírse dos cosas: ummmm o ufffff. Vamos, que tengo claro que se trata de uno de esos platos que o te encantan o te producen rechazo absoluto (creo que en la mayoría de los casos por pensar de lo que se trata más que por su sabor). El caso es que en casa somos de los que ante un plato de manos, manitas o patas de cerdo soltamos un inmediato "Ummmm, que bueno" por eso he creído que debían estar aquí y también porque hacía mucho tiempo que no compartía con vosotros ninguna cosica salada. Espero que os gusten. Fuente de la receta: Adaptación de Eneko Sukaldari.
Ingredientes:
5 manos de cerdo.
1 cebolla.
1 pimiento rojo
1 pimiento verde.
1 puerro.
4 dientes de ajo.
2 cucharaditas de carne de pimiento choricero.
500 gramos de tomate frito.
Dos hojas de laurel
Una copa de vino blanco.
Una copa de coñac.
Pimienta molida.
Tres cayenas.
Una cucharadita de orégano.
Una cucharadita de tomillo.
Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
Comenzamos por cocer muy bien las manos de cerdo hasta que estén bien tiernas y reservamos. Empezamos a preparar la salsa. En una sartén ponemos aceite y freímos la cebolla rallada, con los dientes de ajo picados, la cayena y el puerro cortado. Salamos un poquito.
Cuando esté pochado añadimos los pimientos cortados a trozos pequeños.
Cuando los pimientos empiecen a estar pochados añadimos la carne del pimiento choricero, la pimienta recién molida, el laurel, el orégano y el tomillo.
Seguidamente vertemos el coñac y el vino y dejamos cocinar una par de minutos para que evapore el alcohol.
Por último añadimos al sofrito de verduras el tomate que habremos frito previamente. 
En una olla vertemos toda la salsa, las manos de cerdo que teníamos ya cocidas (sin el agua de cocción) y dos vasos de agua. Mezclamos muy bien y ponemos al fuego hasta que hierva. Y listo.

Flan de calabaza asada

Parece que fue ayer, pero ya ha pasado un año desde el último día de Todos los Santos; una festividad cuya vertiente gastronómica me apasiona. Me encantan todas las dulcerías de esta fecha: los buñuelos, las torticas de calabaza, los panellets, los huesos de santo...casi todos he vuelto a prepararlos este año con la novedad de este riquísimo flan de calabaza que encontré de casualidad mientras navegaba por internet. Como ya os he contado en más de una ocasión adoro utilizar la calabaza en la repostería, ese dulce sabor y el bonito color que aporta a los platos me parece una delicia. Estos flanes cumplían todos los requisitos que le pido a un postre por eso cuando los vi no puede resistir la tentación y me decidí a prepararlos. Espero que os gusten. Fuente de la receta: La cocina de Fabrisa.
Ingredientes:
3 huevos enteros.
3 yemas.
150 gramos de azúcar.
500 gramos de leche.
Una cucharadita de esencia de vainilla.
280 gramos de puré de calabaza asada.
Caramelo líquido.
Elaboración:
Vertemos en un bol todos los ingredientes (menos el caramelo líquido) y mezclamos bien.
Caramelizamos las flaneras y vertemos en ella la mezcla anterior.
Horneamos al baño María a 160 º unos 50 minutos. el horno debe estar precalentado previamente y el agua del baño María bien caliente. Una vez que estén fríos desmoldamos y listo.