Almejas con salsa

La receta que comparto hoy es una de esas con las que el triunfo está asegurado. Lo mejor no son las almejas en sí, sino esa deliciosa salsa que las acompaña que os obligará, si las preparáis, a tener que comprar doble ración de pan porque os aseguro que el "mojeteo" es irresistible. En casa ha sido la primera vez que las hemos preparado así y seguro que no será la última porque hemos disfrutado de un aperitivo delicioso. Si os animáis a prepararlas es importante que las almejas estén bastante tiempo en remojo y que les cambies el agua varias veces para evitar que la tierra os pueda fastidiar el plato. Espero que os guste.
Ingredientes:
500 gramos de almejas.
Una cebolla tierna pequeña.
1 diente de ajo.
1 cucharadita de harina.
Medio vaso de vino blanco (yo verdejo frizzante).
2 cucharadas tomate frito.
2 cucharaditas de perejil picado.
Media cucharadita de pimentón dulce.
Cayena molida (cantidad al gusto).
Una hoja de laurel.
Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
Colocamos aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos la cebolla picada. Una vez que la cebolla empiece a transparentar añadimos el diente de ajo picado y la harina.
Seguidamente incorporamos el tomate frito.
Añadimos el vino blanco e inmediatamente después las almejas.
Finalmente agregamos el laurel, el perejil, el pimentón y la cayena.
Dejamos que se abran las almejas y listo. A mi me gustan ir sacando las almejas según se van abriendo ya que así quedan todas jugosas. Si esperamos al final y las sacamos todas juntas, las que abren primero perderán mucha agua.

Rosquillas de hojaldre (tipo Cristaleiro)

Aunque no conozco las rosquillas cristaleiro, cuando, casualmente, descubrí su foto intuí que debía ser deliciosas. Como desgraciadamente entre mis planes cercanos no se encuentra visitar Galicia (ya me gustaría a mi poder hacerlo y no sólo por disfrutar de su magnífica gastronomía sino también para abrazar a esas bloguericas gallegas tan maravillosas a las que sigo y quiero) decidí buscar la receta y me encontré con esta. Imagino que con un hojaldre preparado en casa deben ser para perder la cabeza pero como quería probarlas de forma inmediata las hice con unas láminas que tenía en el frigo. Os aseguro que merecen la pena. Se prepara en un minuto y el resultado es fantástico. Espero que os gusten. Fuente receta: Cocina con Paco.
Ingredientes:
2 laminas de hojaldre (yo usé el de mantequilla de Lidl)
25 gramos de mantequilla.
Azúcar para rebozar.
Para el almíbar:
150 gramos de agua.
150 gramos de miel.
150 gramos de azúcar.
Elaboración: 
Abrimos la lamina de hojaldre sobre la encimera y la pincelamos con la mantequilla que previamente habremos derretido. Colocamos sobre ella la segunda lamina de hojaldre de manera que quede pegada una sobre otra. Con ayuda de un cortapastas hacemos las rosquillas (no deben ser muy grandes).
Hacemos el círculo central con una boquilla.
Horneamos a 210 grados (con el horno precalentado). Aproximadamente unos 15 minutos o hasta que estén doradas (el tiempo depende de cada horno). Mientras se hornean preparamos el almíbar poniendo en un cazo a fuego suave los tres ingredientes (agua, azúcar y miel).
Bañamos las rosquillas en el almíbar. 
E inmediatamente después rebozamos en azúcar.
Y ya tenemos listas nuestras rosquillas para la merienda.

Arroz meloso con atún y gambas

Hace unos días vi en la pescadería una magnífica pieza de atún y como yo soy de las que piensa que los buenos ingredientes deben aprovecharse no lo dudé ni un momento. Me llevé un buen trozo a casa junto con unas deliciosas gambas rojas de la costa aguileña (pocas hay como estas y no lo digo porque yo sea de aquí jajaja) y con estos magníficos ingredientes preparé el arroz meloso que hoy comparto con vosotros. En casa fue un triunfo, os lo aseguro. El único secreto es utilizar materia prima de calidad y preparar un fumet o base de caldo de pescado bien concentrado. Espero que os guste.
Ingredientes:
Para el fumet:
1 litro y medio de agua.
Medio vaso de coñac.
1 kilo de morralla (pescado de roca para hacer caldo).
1 puerro
1 hoja de laurel.
Aceite de oliva virgen extra.
Las cabezas de 250 gramos de gamba roja.
Para el arroz:
7 tazas del fumet.
2 tazas de arroz.
200 gramos de atún a tacos.
250 gramos de gamba roja.
Medio pimiento rojo.
Una cebolla.
Un tomate.
Dos dientes de ajo.
Una cucharada de pimentón.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.
Elaboración:
Comenzamos preparando el fumet. Para ello colocamos aceite en una sartén y añadimos las cabezas de gamba.
Añadimos el pescado de caldo, el puerro a rodajas y la hoja de laurel y dejamos freir un poquito.
Seguidamente incorporamos el coñac y volvemos a dejar unos minutos para que evapore. Por último agregamos agua y dejamos cocinar a fuego lento.
Con el fumet ya listo pasamos a preparar el arroz. En una olla ponemos a calentar aceite de oliva. Freímos el pimiento rojo a tiras junto al ajo.
Cuando empiece a pochar agregamos la cebolla rallada y el tomate.
Dejamos cocinar durante unos minutos. Agregamos el arroz y el pimentón y le damos unas vueltecitas.
Finalmente incorporamos el caldo de pescado (la proporción es de tres tazas y media de caldo por una de arroz).
Dejamos cocinar hasta que veamos que el arroz está en su punto. Tres minutos antes de retirarlo del fuego añadimos las gambas y el atún. Es importante que no esté en el fuego más de tres minutos ya que así no nos quedará el pescado seco.
Ponemos un poco de perejil fresco y listo. Ya sólo nos queda disfrutar.