Tajine de pollo a mi manera

En casa solemos preparar muchísimas veces tajín (es fácil, rápido y, sobre todo, delicioso) pero por alguna razón nunca hasta ahora me había decidido a subirlo al blog. Este que comparto hoy es de pollo y os aseguro que queda jugoso y muy rico. Como pongo en el título, es a mi manera porque está regado con un chorrito de vino blanco algo que en la versión original no lleva. El recipiente de barro en el que se cocina y que tiene el mismo nombre que la receta (tajín) lo traje de mi viaje por Marruecos así que cada vez que lo preparo es como si volviese a perderme por la mágica Medina de Fez, con sus callejuelas serpenteantes y llenas de tiendas en las que uno puede encontrar de todo. Espero que os guste.

Ingredientes:
Medio pollo troceado.
2 patatas.
1 manzana golden.
1 cebolla.
1 tomate grande.
Un puñado de tomates cherry.
Un puñado de pasas.
Un puñado de ciruelas.
Una rama de canela.
Media cucharadita de especias Ras el Hanout.
Medio vaso escaso de aceite de oliva virgen extra.
Medio vaso escaso de agua.
Un chorrito de vino blanco.
Sal y pimienta.
Elaboración:
En la base del tajín colocamos un chorrito de aceite de oliva y sobre él vamos colocando todos los ingredientes en crudo: el pollo salpimentado, la patata, el tomate y la manzana cortada en cascos, la cebolla en juliana y por último las pasas, las ciruelas y los tomates ceherry . Lo ideal es disponerlos haciendo una forma triangular. Por último añadimos las especias, el aceite, el agua y el vino. Tapamos  y dejamos cocina a fuego muy suave unos 45 minutos o hasta que veamos que está bien cocinado. Antes de servir espolvoreamos con cilantro picado y listo.

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario