Bizcochos borrachos

En mi viaje a Guadalajara, hace ya muchos años, una de las cosas que me enamoraron fueron sus bizcochos borrachos. Una dulcería tan tradicional como deliciosa y cuya receta original es alto secreto. Yo he preparado mi propia versión. En este caso están emborrachados con un almíbar al que he añadido ron y coronado con una capa de yema tostada que los convierten en toda una delicia. El secreto, al menos en mi opinión, es calar mucho el bizcocho por lo que será necesario que preparéis una buena cantidad de almíbar. Espero que os gusten.

Ingredientes:
Para los bizcochos:
6 huevos.
100 gramos de azúcar.
100 gramos de harina.
Ralladura de un limón.
Para el almíbar:
2 vasos de agua.
1 vaso de azúcar.
La piel de un limón.
Un tallo de canela.
Un chorro generoso de ron.
Yema quemada:
Receta AQUÍ
Elaboración:
Comenzamos preparando el bizcocho. Para ello batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Por otro lado montamos las claras a punto de nieve y cuando estén listas las mezclamos con las yemas que teníamos reservadas (lo hacemos con suavidad para que evitar que bajen). Finalmente añadimos la harina tamizada con movimientos envolventes y la ralladura de limón.
Vertemos la mezcla en una bandeja engrasada (a mi me gusta que queden gorditos así que use una pequeña) y horneamos a 190 grados unos 20 minutos (aunque el tiempo, como siempre, dependerá de cada horno).
Una vez listo sacamos del horno, esperamos que enfríe y cortamos en porciones.
Procedemos a preparar el almíbar. En un cazo vertemos el agua junto al azúcar, la piel de limón y la rama de canela. cuando comience a hervir añadimos el chorro de ron y dejamos unos minutos hasta que nos quede una textura similar a un jarabe. Cuando haya atemperado remojamos en ella las porciones de bizcocho y reservamos (en la foto veis que estoy con un pincel pero fue para terminar un poquito de almíbar que me sobraba. Para que queden bien hay que remojarlos.
Preparamos la crema de yema siguiendo la receta que veréis AQUÍ. Una vez lista colocamos una capa generosa sobre cada uno de nuestros bizcochos ya emborrachados.
Espolvoreamos con un poco de azúcar moreno y con ayuda de un soplete o plancha quemamos la parte superior.
Y listo. Ya tenemos nuestros bizcochos borrachos listos.







CONVERSATION

20 comentarios:

  1. Riquísimos como todo lo que tú haces, esas dulcerías que nos traes nos hacen salivar siempre porque sabemos de sobra lo ricas que están.
    bss

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué pinta tienen! Dan ganas de dar un bocado así, sin más.
    Muchas gracias por la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos estos bizcochos borrachos que nos traes hoy María, la pena es no poder alargar la mano y atravesar la pantalla para probarlos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Una delicia ... Que me ha encantado.
    Recuerda un poco a los piononos.
    Desde luego éstos hay que probarlos.
    Besossss

    ResponderEliminar
  5. Hola María!. Como estas?. Vaya pinta la de estos pastelitos, buenisimos han de estar!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. madre mía, qué bien has explicado esta receta!! viendo lo que llevan tienen que ser un vicio total, me encantan estos borrachos

    ResponderEliminar
  7. Hola María, por lo que veo en las fotos, les das la vuelta a las porciones para ponerlas en el papelito, verdad, y encima les pones la crema, pero están al reves?
    me encantan!! me guardo tu receta!!
    besazos

    ResponderEliminar
  8. Que rico!
    Passei para desejar continuação de uma excelente semana!
    Beijinhos,
    Espero por ti em:
    strawberrycandymoreira.blogspot.pt
    http://www.facebook.com/omeurefugioculinario
    https://www.instagram.com/marysolianimoreira

    ResponderEliminar
  9. No sé como serán los originales, pero tu versión me encanta .
    Tienen que ser un bocado divino y en estos tiempos tan devastadores que estamos sufriendo, bien nos merecemos de vez en cuando un capricho como éste.
    Gracias por compartirlos Maria.
    Cuídate mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa que de tiempo sin verte por aqui, espero que estes bien, que rico estos bizcochos besitos

    ResponderEliminar
  11. Ron y una capa de yema tostada, esto suena de maravillaaaaaaa!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola María!! ¿Qué tal el verano? Espero que haya ido bien.
    Qué dulces tan ricos nos traes, y así en formato individual me encantan aún más, son un bocado exquisito. Es verdad que los borrachos son muy típicos en muchos lugares, a mí me gustan mucho, nunca defraudan y si encima son caseros, mucho más ricos. Besitos.

    ResponderEliminar
  13. que receita maravilhosa !!!
    muitas felicidades.

    ResponderEliminar
  14. Qué bizcochitos borrachos tan ricos te han quedado Maria!!! Los he probado en Guadalajara y son exquisitos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  15. Vaya lujo de bizcochos borrachos!!. Te han quedado perfectos. Me encantan.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Me encantan los borrachos María...¡qué espectáculo!...tienen una pinta increíble.
    Un beso enorme....vaya plan que nos ha tocado vivir....espero que estéis todos bien
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  17. Querida amiga María, no sabes lo que me gustan los borrachos, son uno de mis pasteles favoritos. Los tuyos te han quedado de cine, mi reino por uno!! Mil besos preciosa

    ResponderEliminar
  18. Que bien que te han quedado :-)))))

    ResponderEliminar
  19. Exquisitos se ven querida María, seguro que saben mejor, ahora es la hora propia para probarlos jeje. çBesos linda

    ResponderEliminar
  20. Que postre tan rico Maria como todos los que haces, eres una gran cocinera, besos guapa,

    ResponderEliminar