Viejas

Hoy toca una dulcería frita ¡mis favoritas! aunque esta vez me he tenido que conformar con mirarla (bueno, con darle sólo un pequeño mordisco). Después de mi año de reposo forzado tras la operación de la tibia me he visto obligada a ponerme a régimen y no sabéis lo que me está costando jajaja. Se hace muy duro esto de tener un blog, preparar recetas y luego apenas catarlas pero es lo que toca así que no me queda otra que llevarlo con resignación y, de vez en cuando, desahogar mis penas con vosotros jajajaja. Las viejas (curioso nombre) son unos dulces tradicionales de La Solana que se preparan sobre todo en Carnaval...aunque yo soy de las que piensan que cualquier momento es bueno para disfrutar de una rica dulcería. Espero que os guste. Fuente de la receta: La alacena de Don Quijote.
Ingredientes:
3 huevos.
35 mililitros de aceite de oliva en el que previamente freiremos unas corteza de limón.
150 gramos de azúcar.
El zumo de dos naranjas.
Ralladura de una naranja.
550 gramos de harina.
3 gaseosas (poner tanto el sobre blanco como el azul).
125 mililitros de vino blanco.
Aceite de oliva suave para freir.
Azúcar para rebozar.
Elaboración:
Colocamos en un bol los huevos que batimos junto al azúcar.
Añadimos el aceite en el que previamente habremos frito una corteza de limón, el zumo de naranja y el vino blanco.
Incorporamos finalmente la harina mezclada con las gaseosas y la ralladura de naranja.

Amasamos bien hasta obtener una masa que estiramos bien finita y freímos en aceite de oliva suave.
Una vez fritas, rebozamos en azúcar y listo.

CONVERSATION

36 comentarios:

  1. ¡¡Hola María!! Vaya olorcito más rico tiene que soltar esto. Y vaya rabia, eso de tener un blog, hacer cosas riquísimas como las que tú haces y no poder probarlas a penas, tiene que ser muy, muy duro. Aunque no te creas, yo hago más o menos lo mismo, porque con lo que me gusta hacer dulces y postres, si no los regalara todos y me dejara lo justo para probar, terminaría rodando, rodando, ja, ja.
    Estas viejas tienen que estar riquísimas, María, y curiosamente, yo vivía antes de casarme en un pueblo de Cuenca, llamado Minglanilla que también hacían viejas, curiosamente, en los pueblos de al lado no la hacen, y las he buscado por internet y no he encontrado la receta, la que tú has puesto sí, pero la de ese pueblo no. Yo creo que los de Minglanilla, han adaptado la receta original de las viejas a la conveniencia de ellos y por eso no encuentro en ningún sitio que hagan la receta igual. La de Minglanilla es aún más fácil que esta, pero el aspecto, es muy, muy similar. Ellos, compran en la panadería, una barra de pan pero sin hornear, sólo la masa. Luego en casa, y hacen ya tu último proceso, la hacen finita, y la fríen al igual que tú con el mismo aspecto y todo, la rebozan en azúcar y se la suelen comer mojada en chocolate. Están muy ricas y el truquito es hacerla finitas. Así que imagino, que las tuyas, con ese sabor a naranja, aún tienen que estar más ricas. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. A estas alturas muchas deberíamos cerrar la boca delante de los dulces, aunque es difícil cuando tienes algo tan rico diciéndome cómeme. Habrá que hacer un poco de ejercicio después para darnos algún capricho.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Ains........que meto la mano y me llevo unas cuantas¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  4. Estos dulces de sartén están buenísimos amiga, pero son tan peligrosos, aunque bueno un mordisquito nos podemos permitir. Cuídate mucho, ya verás que al final la dieta dará buen resultado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Buena pinta, no conocía este dulce. Mi pueblo está a 30 Km de La Solana y no tenía idea.
    Muchas gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, a mí también me gusta este tipo de repaotería tan tradicional y delaiosa, huele siempre a hogar. un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta María¡¡¡¡ eso me ha paso a mi con la cadera, y el tiroides, he estado casi 1 año de relimen y he perdido 18 k así que amiga paciencia¡¡¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  8. Que buenaaaaaaaa , estos dulces frito me encanta besitos

    ResponderEliminar
  9. Que bueno!
    Beijinhos,
    Espero por ti em:
    strawberrycandymoreira.blogspot.pt
    http://www.facebook.com/omeurefugioculinario
    https://www.instagram.com/marysolianimoreira/

    ResponderEliminar
  10. MI QUERIDA MARIA.
    Te comprendo perfectamente; yo tengo tendencia a subir de peso rápidamente; y aunque he probado todo tipo de regimenes, quizás lo que mejor resultado me da para bajar poquito a poco y no encontrarme baja de ánimo, es comer de todo, pero en cantidades pequeñas; es decir si antes me comía 6o gramos de pasta (peso en seco), ahora pongo 50; si antes me comia 2 ensaimaditas ahora solo como 1, si antes comia pan en alguna comida, ahora no lo como. Además no tomo ninguna bebida con gas, ni dulces después de comer, si acaso una pastilla de chocolate negro al cabo de una hora de haber comido y la acompaño con una infusión edulcorada con Stevia. Si me paso comiendo en fiestas o celebraciones, no ceno y dejo depurar mi hígado con ayuno intermitente hasta el mediodía del día siguiente; y así, voy muy bien; aunque cada cual tiene que encontrar su equilibrio y dejarse aconsejar por un buen dietista teniendo en cuenta si hay diabetes, tensión alta, y problemas de vesícula. Tampoco abuso de la sal ni de las carnes rojas; solo las como 2 veces en semana; la sal retiene líquidos y con ello la circulación va más pesada y tenemos más propensión a sufrir caídas, estar más aletargados y a tener problemas coronarios.
    Esta es mi sincera opinión; ahí la dejo porque a mi me funciona, espero que algo de lo que he escrito te sirva, porque aunque no visite los blogs, si que es cierto que a ti y a muchas otras amigas os tengo un gran aprecio, y ya son muchos los años que nos comunicamos aunque se a de vez en cuando por aquí.
    MIL BESOS, CUÍDATE Y YA SABES DONDE ESTOY SI ALGÚN DÍA NECESITAS COMPARTIR.
    Conxita ^:^
    tedeternura.com

    ResponderEliminar
  11. Qué ricura Maria , aunque sean una tentación, ya lo creo jajaja...Hay que tener mucha fuerza de voluntad desdeluego, pero bueno todo sea por mejorar.
    Yo desdeluego me comería unas cuantas que se me antojan deliciosas , me recuerdan a las orejas de carnaval que hacemos por aquí.
    Un besín preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Hola María, no conocía este dulce y se ve de vivio. Te cuento que gracias a el viaje que compartiste a Alsacia, y ver esas fotos tan lindas, nos vamos de viaje para conocer.
    besos amiga

    ResponderEliminar
  13. Que rico!menuda pinta tiene ! Me gusta muchola reposteria,ahora apenas algo,porque mi marido es diabetico.
    Muchas gracias por Tu comentario en mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan estos dulces fritos tradicionales. Estos los tengo que probar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. María, estas las tengo que probar si o si, a mi madre le encantaran seguro.
    Muchos besos. LOla

    ResponderEliminar
  16. Con lo que me gustan a mi los dulces de sarten Maria le incaba el diente a unas cuantas, pero hay que cuidarse y no abusar que luego enseguida hacemos lorzas jaja, pero bueno por una no pasa nada, que ta,poco es cuestion de no probar estas delicias, luego un poco de ejercicio y listo, tomo nota para hacerlas, besos

    ResponderEliminar
  17. María, no sé por dónde empezar, a ver, lo primero estás “viejas” que te diré que se parecen mucho a unos dulces casi iguales (no llevan gaseosa y las italianas tienen un poco de licor grappa) italianos, los hago poco para lo ricos que estàn, se llaman “chiacchiere” (quiaquiere, se pronuncia) los tengo en el blog por si te apetece verlos y también se hacen en Carnaval. Yo no soy muy dulcera, pero estas masas fritas me encantan aunque ya con la operación biquini encima... el problema es que te juras comer solo una y nada, no hay nada que hacer.
    Me gustaría probar estas viejas tuyas para disfrutarlas sin remordimientos.
    Muchos besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  18. Hola hermosa!!que te mejores pronto la salud es primordial!!
    que bien huele tu cocina a panadería, es el olor más delicioso, y vaya curioso nombre ese, se ven deliciosas tienes manos de ángel para elaborar éstas masas!!

    Abrazos fuertes feliz semana y deseo que te mejores pronto!❤

    ResponderEliminar
  19. Como me gustaria estar mas cerca para hacer dieta contigo yo tambien me he puetso fina desde el año pasado ,es lo que tiene que te guste cocinar y comer .
    No conocia este postre me ha llamado la atencion el nombre y los ingredientes , la elaboracion es parecida a las orejas de carnaval ,para no variar tomo nota y me la llevo a pendientes.
    Te han quedado de relujo la foto no deja de decirme comeme uummmmmmm.
    Bicos mil y feliz finde potita mia.

    ResponderEliminar
  20. Que peligro María!!! Se ven deliciosas, así es imposible mantener la dieta jajaja. Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  21. Ufff que bueno debe estar, a mí me gusta toda la bollería frita, mucho más que los pasteles o tartas, bueno todo buenísimo, copio tus recetas siempre. Muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Que ganas de probar se ve muy rico,abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Maria , es verdad que cuando nos ponemos a dieta aun nos cuesta mas llevarla con la de cosas ricas que salen de nuestras cocinas , como estas viejas que nos traes que tienen una pinta deliciosa , animo que enseguida bajaras de peso y puedes degustarlas sin miramientos
    besinos

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa, que tentación, yo no podría mirarlas y no comerlas pero hay que cuidarse. Te han quedado de lujo, los dulces tradicionales me encantan, me llevo la receta,las tengo que probar.
    Besoss

    ResponderEliminar
  25. No conocia a las "viejas" son "nuevas" para mi pero se ven riquisimas!
    Besos

    ResponderEliminar
  26. AINSS con lo bien que tienen que oler y lo rico que tiene que estar que pena no poder incarle el diente ,tienen una pinta espectacular
    besitos

    ResponderEliminar
  27. Qué buena pinta tiene ese postre, lo malo es que estoy con la operación bikini. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  28. Cómo llegué aquí... no lo sé, pero ya me llevo tu link para regresar y seguir disfrutando que cosas tan ricas. Se come con los ojos y hasta imagino el aroma.

    Rosa

    ResponderEliminar
  29. Me ha recordado a los pestiños. Aguanta, sé fuerte, aunque ante semejante plato debió de costarte.

    ResponderEliminar
  30. Para mi desgracia también son mis preferidos los dulces fritos y no me puedo resistir a ellos!! Conozco las viejas, son típicas manchegas y por mi zona de nacimiento C. REal, se hacen en algunos pueblos. La receta puede variar un poquito dependiendo del pueblo pero al final todas son igual de ricas!! Besitos.

    ResponderEliminar
  31. Que maravilla y que delicia estos dulces en el que todo lo antiguo, tradicional y tipico me gusta hacerlos de vez en cuando por sus recuerdos, por sus aromas y como no por como saben y aqui no pongo en duda de que ha debido estar de miedo lo que has realizado. Besos

    ResponderEliminar
  32. ¡Ummmm, que peligroooo! Pero por ricos que deben estar... Me los comería todossss.

    Felicidades repostera. Un besito.

    ResponderEliminar
  33. ¡Hola María! Uff... no sabes lo que me gusta esta receta...me tienes salivando... porque me imagino ese olorcito que tienen que tener y el sabor y me vuelvo loca... Tendré que hacerlas... aunque como tú me coma un poquito solo... yo también te entiendo... solo con mirar ya engordo... pero hija mía... que le vamos a hacer... si la vida es así... y encima... yo todo el día con el dulce a cuesta... que te voy a contar jajaa... Un beso guapísima.

    ResponderEliminar
  34. Hola María. No me extraña que tengas que hacer un gran esfuerzo para no comer muchas de estas viejas jj. Curioso nombre pero es que en las cocinas de nuestras abuelas no se preocupaban de ponerle nombres largos y rimbombantes a lo que hacían, no hacía falta porque todo lo que cocinaban era gloria. Y estas viejas sin duda lo son.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. ¡Ay, Maria!

    Que peligro a la vista... si pudiera cruzar esta ventana, que panchada me llevaría, tienen una pinta maravillosa tus dulces y que buena mano para salir así de ricos, te felicito, reina.
    Ha sido un placer pasar por esta tu casa, te dejo mi inmensa gratitud y estima.

    Un besiño y se muy muy feliz.

    ResponderEliminar