Tarta de galletas y chocolate

Creo que en todas las casas de España, en algún momento se ha hecho esta receta. La típica tarta de galletas que durante muchos años, antes de contar con la variedad dulceril que tenemos ahora, era la fija en todo cumpleaños infantil que se preciase. En mi caso, la receta la saqué de un recetario publicado por Tulipán en el año 87 y puedo asegurar que casi casi desde ese momento es la tarta preferida de mi sobrino Mateo. Algunas veces os he hablado de él. Mi sobrino el panadero que es igual de guapo que de buena persona...es también impuntual (su estoy llegando se traduce en unas dos horas de espera jajajaja) y tarda semanas en devolverme las bandejas y los taper pero estos "defectillos" los compensa con un corazón de oro, idéntico al que tenía su padre: mi querido hermano... al que parece que estoy viendo cada vez que lo miro a él. Es generoso, cariñoso, honrado y encima es el padre de mis dos príncipes: Mateo y Fernando. Como os decía esta tarta es su favorita. No hay semana que no me la pida y siempre me repite lo mismo: "tita, hazla bien grande que se termina enseguida". La receta que os doy aquí es para una tarta de tamaño normal aunque yo, cuando la preparo, la hago de tamaño XXL que es como le gusta a mi "divinidad". Espero que os guste tanto como a él.
Ingredientes:
Un paquete de galletas rectangulares (yo utilizo Cuetara).
250 gramos de azúcar en polvo.
200 gramos de margarina sin sal (yo uso Tulipan).
300 gramos de chocolate (yo uso Valor puro)
4 huevos grandes.
Leche.
Un chorrito de coñac.
Cobertura (opcional)
150 mililitros de nata.
100 gramos de chocolate blanco.
150 gramos de chocolate negro.
Elaboración:
En un bol batimos las claras a punto de nieve fuerte. Añadiendo el azúcar poco a poco hasta que se integre bien (el merengue se nos bajará ya que lleva mucha azúcar pero no pasa nada). Reservamos.
En otro bol batimos la margarina con las yemas hasta que se integre bien.
Mezclamos la mezcla anterior con las claras que teníamos reservadas.
Y añadimos el chocolate que habremos fundido al baño maría.
Dejamos reposar la crema unos veinte minutos en el frigorífico para que tome cuerpo. Después de este tiempo empezamos el montaje de la tarta. Se cubre una bandeja con paredes de papel film bien engrasado. Comenzamos colocando una capa de galletas que habremos empapado con leche y coñac y sobre las mismas una capa generosa de crema.
Vamos alternando capas de galleta y de crema. Es importante que cada capa de galletas se ponga en un sentido. Es decir, si la primera capa las galletas se han colocado en posición horizontal, en la segunda irán vertical y así sucesivamente (tal y como se ve en las fotos).
Una vez montada nuestra tarta la dejamos en el frigorífico, al menos 6 horas. Transcurrido ese tiempo se vuelca la tarta sobre una bandeja y se recubre con la cobertura que habremos preparado fundiendo el chocolate negro y el blanco con la nata y esperando a que atempere un poco antes de verterlo sobre la tarta. NOTA IMPORTANTE: Si preferimos hacer la tarta sin cobertura podemos ir montándola directamente sobre la bandeja, sin necesidad de poner papel film y terminar la tarta con una capa de crema.

35 comentarios

Los Dulces de Claudia dijo...

se ve espectacular, un corte perfecto.
saludos

Isabel Rescalvo dijo...

¡¡Hola María!! Pues que sepas, que esta es mi tarta preferida del mundo mundial, y nosotros, aún hoy, la seguimos haciendo todos los cumpleaños. Mis sobrinos, tampoco quieren otra, y mira que estoy más que acostumbrada a hacer todo tipo de postres y tartas, pero como esta, ninguna. Nosotros, lo único, es que la hacemos con una capa de chocolate y otra de flan, alternando, nos resulta más suave que con todo chocolate. Mi suegra si la hace como tú, y no le dejo ni las migas, ja, ja. Besitos.

Lola Martinez dijo...

Es cierto que es la tarta de mis cumpleaños porque gustaba mucho a todo el mundo, pero mi madre no la hacía así, aunque cada maestrillo tiene su librillo como ya sabrás. A ti te ha quedado estupenda, como todo lo que haces.
Un beso.

CocinandoCon Mandil dijo...

Que entrada tan bonita y cariñosa.......nada tan importante como la familia.......
Como no le vas hacer esta maravillosa tarta de galletas que luego disfrutaras con todos en una merienda .......
Seguro que te volvistes a quedar corta en la cantidad......porque no quedaría nadaaaa¡¡¡¡
Feliz semana y besitos¡¡¡

Silvia, de Álamos Ventosos dijo...

María querida: ¡se ve deliciosa! Me gusta la idea de hacer la crema del relleno desde cero. Tomé nota de los ingredientes para hacerla esta mismo noche. Cariños desde el otro lado del mundo.

Juan Hernández dijo...

Hola María. Esta tarta o una muy parecida es la que hacía mi madre y tengo que decir que nos encantaba. La lástima es que me preocupé de ver como la hacía ya que en aquellos tiempos tenía más la mente en jugar que en otra cosa y ahora lo lamento pero siempre hay alguien como tú que las trae para que no las olvidemos.
Ver el corte de la tarta y desear saborearla es la misma cosa. Tiene que estar de vicio. Una tentación.
Un abrazo.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

No me extraña nada que tu sobrino te la pida todas las semanas y te diga que se acaba pronto, no es para menos, tiene una pinta impresionante de rica.
Te puedes creer que yo no descubrí esta tarta hasta tener el blog?
Besos.

decocinasytacones dijo...

¡Vaya chollo de tía eres tú!, me voy a apuntar a la cola, jaja...no me extraña que te pidan esa tarta...es verdad que era la oficial en todos nuestros cumpleaños además de un bizcocho que mi madre llama "magdalena" que hacía con las natas de hervir la leche del caserío de mi padre, asi que por mí, que se quiten todas las tartas emperifolladas, y me quedo con tus buñuelos, las tartas de mi madre, el arroz con leche, la leche frita y las natillas y si es caso...una panchineta que es típica de aquí y que lleva crema pastelera para cubrir a cualquiera....
Besos María querida mía...y buenas noches que aquí ando "trasteando"

Marialuisa

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Yo no conocí esta tarta hasta que fui mayor mi querida María, y desde entonces se convirtió en la preferida de mis hijos. Tanto les gusta que no consienten que sea otra la que haga en sus cumpleaños.
Y aunque las galletas sean el punto en común, la crema es diferente en cada casa, pero a mí me gustan todas jajaja
Qué rica la tuya por cierto, no me extraña que te la pida tu sobrino todas las semanas. Y qué bonito todo lo que dices de él, será tu sobrino, pero también reflejas en cada sentimiento que su tía es para comérsela.
Las mías son de tres pisos jajaja, con eso te lo digo todo. Pero también me dicen siempre que hay que hacerla grande porque se acaba pronto, si es que cuando algo gusta ya se sabe.
Te quedó preciosa y si te tuviera cerca, ese trozo me lo comería ahora mismo, sin haber cenado ni nada :)
Besotes gordos mi niña. Cada vez mejor ¿verdad? así lo espero.
Muakkksssss

Toñi Sempere dijo...

Hola María!! la receta de tu tarta es exacta a la que yo hago!! es la clásica, hay que tener cuidado en consumirla porque los huevos están crudos, pero está tan rica que no da tiempo a ponerse mala ajajaja, buenisima !! un clásico imprescindible!!

Amantisima dijo...

Buff que pintaza Un beso

Esther Outón dijo...

Hola María;
qué preciosidad de tarta, en casa nos encanta y mi yerno me la pedía hace poco, aún no se la hice y no tardaré en sorprenderle. La tuya ha quedado divina, pero no es de extrañar, con esas manitas que tu tienes todo queda barbaro....Besss

Doris mis cosillas dijo...

Pues si querida Maria es una receta tipica y que cada uno le da su toque personal pero una cosita si que te digo no la he degustado con chocolate y se me antaja un montón por consiguiente haya que degustarla y va por ti cielo.Bsssss

marques de muchabarba dijo...

Todo un clásico en tartas y con un resultado fantástico. No me extraña que tu sobrino te la pida constantemente. Con esa cobertura queda estupenda.
Saludos

María José dijo...


Que cosa mas rica María!! yo no la conocía así, en mi casa se hacia con natillas, galletas y chocolate. Me la apunto.
Eres un amor y no me extraña que tu sobrino te adore y el sentimiento es mutuo.
Un beso de maricacharros.

CHARO dijo...

riquísima, esta es la tarta de toda la vida, y gusta a todo el mundo

Un chico más en la moda dijo...

Maria eres una artista de la cocina. Que buena pinta.

múa a corazón abierto!
https://unchicomasenlamoda.blogspot.com.es/
P.

Clara Amblesmansalamassa dijo...

Ay que tarta más rica!! Todo un clásico!!

conchi dijo...

Impresionante tarta!! No me extraña que te la pidan bien grande, je, je. Bss.

Marta dijo...

Una receta de las que hacia mi madre, qué buena por Dios!!!
Besitos preciosa.

Cuca dijo...

Maria ¿viendo este corte aún te extraña que sea la favorita de este maravilloso sobrino que tienes? Que menos mal que no está soltero porque poco tardabas tú en buscarle una novia ja ja ja ¡anda que no lo vendes bien!

Me he reído mucho al leer que pide una tarta bien grande, que se acaba enseguida ¡qué arte por dios!

Y es que como las receta de toda la vida ¡nada en este mundo! Nosotras que nos movemos discretamente en este mundillo en muchas ocasiones nos subimos a ciertos carros de moda (cupcakes, cakespop...) que sí son bonitos, y están ricos, pero con el paso del tiempo siempre perduran las recetas de toda la vida ¿verdad?

Siempre es un placer pasar por tu cocina querida amiga

¡Besos mil!

Pilar Y a la luna dijo...

Así es, esta es la tarta q nos enseñaron nuestras madres y que guardamos en la memoria. Insuperable!! sobre todo porque la aprendimos y disfrutamos de niñas.
Un abrazo.

Evelyn dijo...

Como bien dices esta clásica tarta no faltaba en ningún cumpleaños y aún a día de hoy sigue siendo un éxito. En mi casa se hizo siempre, con galletas, flan y chocolate. De rechupete!!! Besiños.

Lola-PAN FRITO O REBANAS dijo...

Es la mejor tarta del mundo mundial, un éxito siempre que se hace María. En mi casa siempre es la que más gusta.
Besos. LOla

Nenalinda dijo...

Desde que tengo uso de razon todos mis cumpleaños hasta los 18 años los celebre con la tarta de galletas de toda la vida ,la que tengo publicada en el blog con crema pastelera y chocolate ,asi que esta no la conocia pero en cuanto pueda no dudes que pondre tu receta en practica seguro que en casa triunfa.
Como siempre receta y fotos del paso a paso son de 20 points.
Te ha quedado una tarta de relujo y seguro que sabe mejor.
No me extraña que atu divinidad le rechifle y te la pida bien grande ,es ver las fotos y no parar de babear.
Bicos mil potita mia.

INMA MAQUITO dijo...

Que pinta mas rica , es verdad maria en cada casa se hace y todas tienen un toque diferente, me gusta besitos

Diana Moriel dijo...

Que tarta mas deliciosa!
Bs

María Belén Delgado Pulgar dijo...

Hola Maria.
Estas tartas de siempre son manjar de dioses.
Yo nunca uso tulipan siempre uso mantequilla, pero ese corte se ve riquísimo. Me llevo un cachin.
Besinos
El toque de Belén

Eva dijo...

Las fotos hablan por si solas, menudo corte!!!! es super apetecible y gusta a todos, tantos niños como mayores, me encanta.
Besitos.

Manuel dijo...

Pues, precisamente ayer tarde la hicimos en casa, por el cumpleaños de mi nieto Manuel, (también muy guapo y bueno, como tu sobrino), jeje. Y como siempre no sobró ni una mijita, ya que nos gusta a todos mucho, de hecho la preferimos a las industriales.
Gracias por tu buen hacer.
Un fuerte abrazo, María.

Raquel Galin dijo...

Sabes Maria!! la famosa tarta de galletas nunca se a hecho en mi casa,ni la conocía, hasta hace poco. La probé en mi trabajo cuando la trajo por su cumpleaños una compañera y me encanto!! claro que no tenia receta hasta que he visto esta tuya así que con tu permiso me la llevo para ponerla en practica muy pronto. que suerte tiene tu sobrino anda que se podrá quejar con esta tarta tan rica.
Un beso

Cuky's Cookies dijo...

Umm...Una típica "tarta de la abuela" tuneada. Con ese chocolatito tan rico..¿Quién se puede resistir?. Nosotros, desde luego, no! ^^
Espectacular =)
A veces, las cosas más sencillas son las mejores, y las más ricas ;)
Un abrazo amiga.

Flor dijo...

¡¡¡Ostras , María!!!! que buena pinta tiene la tarta con que ganas me comia un trocito , con un baso de leche , y es que haces cada receta que yo nada más de leerte engordo 2 kilos ,jajajajajaja.
Sabes tenia razón en lo que yo pensaba , y es que es verdad eres todo lo que yo pensaba de ti , y sabes me haces muy feliz y me alegras el corazón porla forma de ser que tienes , y eso es muy bueno.

Y cambiando de tema te doy las gracias , por dejarme tu foto , oye tienes un Email mio , allí te mande una de las sorpresas que te tenia preparada la otra esta en mi blog , y ya esta publicada cuando tú quieras puedes pasar a leerla vale , te deseo una feliz noche besos de Flor.
TQM amiga mía.

mary ,virutillas de chocolate dijo...

Maria, esta tarta bueno parecida es la que hacia mi madre siempre en los cumpleaños ,digo parecida por que nosotros eramos y somos mas de crema que de chocolate ,pero si un día era mas chocolate pues no decíamos que no ,a mi hijo es la única tarta que le gusta ,a si que entiendo perfectamente a tu sobrino cuando la pide xxl ,se ve muy apetecible
besitos

Comer especial dijo...

Hola, María. ¡Qué entrada más bonita! Qué lindo es leer esas cosas tan maravillosas que cuentas de tu sobrino y ese recuerdo tan bonito de tu hermano al verlo a él. Dicen que la belleza de las cosas y personas o la no belleza de estas está en un 50 % de los ojos de quién los mira y el otro 50 % en el objeto o persona. Así que tú también tienes un corazón bello y unos ojos del alma maravillosos al ser capaz de ver cualidades tan maravillosas en tus seres queridos.
Bueno, que me lío y yo venía a comer un trozo de tarta. ¡Te ha quedado de lujo! ¡Pedazo de pinta más rica! De buena gana me comía un trozo ahora mismo. En casa nos encanta la de galletas y piña, que la tuve que adaptar tras enfermarme y la publiqué para aquellos que no pueden tomar piña natural ni lactosa. Ahora mismo me siento a cenar un trozo de tu tarta. ¡Mmmmmmmmm, rica, rica!
Besitos y feliz fin de semana, cielo.