Pan de pueblo

Siempre os estoy diciendo que provengo de familia panadera, sin embargo nunca había compartido con vosotros mi receta del pan y me refiero al pan de toda la vida, el que se amasa a base de brazos. Pues bien, este fin de semana he aprovechado para preparar una buena hornada y he contado con la ayuda de una panadera de postín: mi madre. Aunque la tradición panadera en mi familia viene por parte paterna, mi madre siempre ha sido la encargada de sacar adelante la panadería familiar. Desde que se casó con mi padre se puso al frente del negocio y así era ella quien atendía el mostrador durante el día y la que por la noche, junto a mi padre, elaboraba el rico pan que se vendía por las mañanas. ¡Imaginos el duro trabajo en tiempos en los que no había tanta maquinaria como hoy y que todo era fruto de largas horas de trabajo! No hay nadie como ella haciendo los cortes en el pan y no es pasión de hija sino verdad de la buena. Así que con vuestro permiso le dedico a ella esta entrada por ser un ejemplo de trabajadora incansable. Espero que os guste.


























Ingredientes:
  • 250 gramos de masa madre.
  • 4 kilos de harina trigo duro.
  • 2 litros y medio de agua templada.
  • Un buen puñado de sal.
  • 60 gramos de levadura de panadero.
Preparación:
Como yo tengo la suerte de tener la panadería de mi sobrino al lado de casa para la masa madre utilicé una barra de cuarto (sin cocer, claro). Es decir, le pedí que me guardara una barra aún en masa y la dejé fermentar durante doce horas. Con esto ya tenemos la masa madre.

















Sobre la masa madre se coloca la levadura de panadero desmenuzada y la sal.

















Vertemos un poco de agua templada, no demasiada. Lo justo para diluir la levadura en la masa madre. Una vez que tenemos esta mezcla preparada vamos añadiendo el resto del agua, removiendo bien con las manos para que quede bien integrado (os quedará como una gua espesa y blanquecina).

















Sobre ella vamos añadiendo la harina y batiendo con las manos enérgicamente (al principio no se amasa, se bate con movimientos circulares).

















Poco a poco vamos añadiendo el resto de la harina, que es lo que en panadería se llama amasar a brazo.

















Se sigue amasando, ya sobre una superficie enharinada, hasta que quede una masa fina. cuanto más se trabaje mejor quedará el pan.






















Se deja reposar unos quince minutos, siempre tapada con un paño. Transcurrido este tiempo se van formando los piezas de pan que se quieran hacer y de nuevo se dejan reposar, al menos media hora más (el propio pan, al aumentar de tamaño avisa de cuando está listo para hornear).

















Antes de meterlo en el horno se le realizan unos cortes. En mi caso fue mi madre la encargada de hacerlos y aquí podeis ver la maña que tiene (ya os he dicho que nadie hace los cortes como ella).


















Una vez realizados los cortes se introduce en el horno el tiempo suficiente para que tome el dorado característico del pan. Yo tuve la suerte de poder hornearlo en el horno de leña de la panadería de mi sobrino y mi cuñada. Por cierto, la encargada de la pala también fue mi madre, como veis en la foto.














Os pongo una foto del corte para que veais que es el pan de toda la vida, lástima que el ordenador no pueda transmitir el aroma porque de verdad que es impresionante.










57 comentarios

Lily dijo...

Madre mía !!! estos si que son panes y lo demás son tonterías !!!! Menuda pinta.
Genial paso a paso, muchas gracias
Feliz semana
besos

Labidú dijo...

Si que puedo olerlo María. Según iba leyendo tu texto, me llenaba de esos gratos olores que sólo tienes si vives cerca de una panadería, o cómo tú, nacer en ella. A escasos metros de mi casa había una panadería, de ésas de toda la vida y todas laas mañanas me despertaba el olor a pan del bueno... ¡Qué recuerdos más buenos!Desayunar con pan recién hecho, llegado a casa en una cestina parecida a la tuya, pero alargada, con un papel de estraza en el fondo y una puntillina alrededor, hecha por una de las tías que crriaron a mi madre... Que suerte tienes de tener a tu madre, tan bien y tan curiosa!!!! Tienes razón, con la de horas que cuenta a sus espaldas y ahí se la vé, impecable con el mandilín blanco y su pelo "arrallao" que transmite frescura... Vaya un testamento María!!! No cuestiono que haga los cortes como nadie, ni el pan, ni nada de lo que digas!!!! Pero una vez más tu relato me llega al alma. Besinos y que disfrutes de ese rico pan de tu madre.

Alanda dijo...

Guau!! qué pan más rico, qué suerte tienes de poder disfrutar de un pan así,tradicional, y encima te viene de familia.
Un beso

Nikichan Zafeiry dijo...

Que pan más bueno, me gustan mucho las fotos que inmortalizan el momento. Sobre todo en la que mete el pan en el horno. Un beso y gracias a las dos por la receta :)

vicky dijo...

UMM!!! Hasta aquí me llega el olor a ese rico pan.
Que suerte la tuya,crecer entre masas y ahora tener cerca la panadería de tus primos.
Besitos

PINKY dijo...

Maria ,esto si que es pan ,menuda pinta ,y que orgullosa estara tu madre de ver a su hija que sigue la tradicion ,se le ve con un arte y un saber hacer ,disfrutala corazon
besinos

Rosana dijo...

Que maravilla de pan Maria!! tomo nota para hacerlo, con esta explicación tan buena espero que me salga bien... Feliz semana, besitos.

La Magia de Sonia dijo...

Vaya panazo !!!!!!!! que rico tiene que estar !!!! madre mia para desayunar tostadito con aceitin y tomate mmmmmm de lujo. besos

jose manuel dijo...

Que pan más rico, me llevo tú receta.

Saludos

kanela y Limón dijo...

Vaya maravilla!! Esto si que es comer pan.
Bss.

Silvia dijo...

!que nivel!.....cualquiera te supera, vaya pan rico, y el corte ni te digo, fantastico Maria, desde luego se ve que tienes mano en esto del pan, besitos

Perol y Mortero dijo...

Me he quedado maravilla. Esto es artesanía pura, que ricura de pan y con cuanta delicadeza lo hacéis. Como bien dices, "pan de toda la vida", y además en horno de leña... todo un lujo.

Un abrazo

Sory Escudero dijo...

No hay nada mejor que un pan casero, además hacerlo es una maravilla,pienso ponerme ya con los panes que estoy muy verde.
Besos

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

hasta me da la impresión de que me llega su aroma hasta mi, si lo has dejado tan claro y bien explicado que no nos queda ninguna duda...y comerlo no puedo ahora, pero en cuanto me dejen...le meto el diente!!!
Besos

Eva Flores dijo...

eso si que es un buen pan!

Susana dijo...

Que buena hornada de pan, este es de categoría, y ya se ve el arte que tiene tu madre, anda que controlará el tema que no veas.
Justo hoy yo he puesto un pan, pero vamos lo mío es de principianta.
Besos

Maria Teresa Ruiz Segura dijo...

Hola María: Que pinta tiene ese Pan, y que arte como tu bién dices, tu Madre haciendo los cortes al Pan. Quiero preguntarte si para fermentar la barra hay que dejarla fuera o dentro de la nevera, y también, cuantas barras de pan salen con esa medida.Esperando tu respuesta, recibe un fuerte abrazo de Mayte Ruiz Segura. Torrejón de Ardoz (Madri).

Amparo dijo...

Que suerte poder comer esa maravilla de pan. Yo también lo hago en casa, pero soy una principiante.
Un abrazo.


www.cocinandoencasa.net
www.dulcisimosplaceres.net
www.todasmisrecetasdecocina.net

Carmen dijo...

Vaya María, cómo he disfrutado con tu entrada. Me ha encantado ver a tu madre en las fotos, especialmente en la que mete el pan en el horno. Toda una experta.

No me extraña que le quieras dedicar esta entrada.

Besos a ambas desde Madrid. Muac

Carolina dijo...

María, que bonitas fotos de tu madre preparando el pan.
Ese panito recién sacado del horno estaría riquísimo con un poquito de aceite de oliva y ajito picado. Qué rico
Besitos

Trini Altea dijo...

Maria se pueden hacer encargos????

Por dios que pan mas rico.

Montse dijo...

Me has recordado cuando en mi casa, mi abuela paterna, preparaba el pan para vender.
Casi lo puedo oler.

Las Recetas de Finuca dijo...

Qué panes más maravillosos! Y ese horno!!

Tienes razón que es una pena que no llegue el olor.
Me gusta mucho esta entrada, me ha encantado conocer a tu madre, ¡menuda energía se la vé!.

Felicidades a las dos por este bonito reportaje.
Besos.

nieves dijo...

pero que maravilla, me encanta!
Un beso grande!
Nieves.
http://igloocooking.blogspot.com

Ángeles dijo...

Tienes una suerte tremenda de tener a tu madre todavía para verla hacer esos panes y ese hrno de leña en el que cocer el pan.
Una maravilla.
Besos.

MALÚ dijo...

Te ha quedado espectacular!!!! Me encanta. Besosss!!!!!

Carmen dijo...

Una entrada muy bonita. Disfruta de ese rico pan y, por supuesto, de la magnífica panadera.

Un beso

Gupanla (Mis Deliciosas Comiditas) dijo...

que maravilla de pan...y que bonitas fotos!!, pero como lo hacemos en casa?, si no tenemos una madre panadera, ni un primo con panaderia, ni un horno de leña como ese????....lo intentaremos no obstante....!!
bssss

Silvia dijo...

Echo de menos este tipo de panes... Gracias por la receta, pienso ponerla en práctica.

Besos.

Leny dijo...

Qué lujo! me pido un trozo para mojar con aceite!
Me encanta esa tradición familiar y que cuentes con tu mami!
besos

Anita. dijo...

qué pedazo de pan tan ricooooooo... ya me imagino como olía... toda una delicia, bueno mejor dicho, un manjar de dioses¡¡
besitos,
ani.

maria dijo...

Eso si que es un buen pan de pueblo y además casero! 1 saludo de uvaspanyqueso

Eva dijo...

Me ha encantado tu receta,te ha quedado un pan maravilloso, pero esa madre preparando el corte y metiendo en el horno el pan, me ha emocionado, las recetas de toda la vida son maravilllosas,no saben igual, echas a mano con cariño, con mimo.
Enhorabuena a tu madre por ese arte que tiene.
Besos.

laury dijo...

esto es pan de pueblo y lo demas tonterias! con este pan todo sabe mucho mejor que rico!
un saludito guapa.
http://conaromaacaserito.blogspot.com/

Maribel - Belmari dijo...

Que lujazo de pan María y cocido en el horno!!
Me ha encantado la entrada con tu madre haciendo los cortes con esa soltura y el delantal blanco immaculado y moviendo la pala con esa soltura de las que lo llevan haciendo toda la vida...que maravilla de pan y de entrada!!
Besos guapa

Mary dijo...

María, esto es pan y lo demás son historias. lo que hace la panificadora, sí pero no, vamos que el pan de pueblo como este y en horno de leña con la mano experta de tu madre...OLÉ.Que te dure muchos años una madre tan hermosa y sabia.

Maria Jose dijo...

Huuuuunn..Parece que estoy oliendo el pan recien sacado del horno .Besos

NENALINDA dijo...

Espectacular y seguro que rico rico,me ha encantado el paso a pado y ver a tu madre con las manos en la masa.
Bicos mil wapa.

María dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros cariñosos comentarios, sobre todo los que dedicais a mi madre. Se los he leido y se ha puesto muy contenta. Esta pasando por una etapa dificil pero esto le ha hecho bastante ilusión así que os doy de nuevo las gracias.

Petra dijo...

madre mía, pero que pan! y con ese horno...ni te cuento! muchos besos para tu madre

María dijo...

Mayte, me alegra mucho recibir comentarios de una aguileña maravillosa como tú. A lo que me preguntas te diré que la fermentación se hace fuera de la nevera. Tapando bien la masa y quitandola de corrientes y sitios de frio. Las cantidades que pongo son para mucho pan. Salén cinco barras muy grandes (de bastante más de un kilo cada una) y un pan de kilo. Supongo que tú con la mitad, incluso con una tercera parte, tienes suficiente, sobre todo si tienes que cocerlo en el horno de casa. Un besazo muy fuerte.

Anna dijo...

Ya se le ve maestría a tu madre en el manejo del pan, además qué pinta tiene!!. eso es un pan y no lo que venden hoy en día la mitad prefabricado.Ahora entiendo porqué se te dan tan bien las masas. Un beso y felicidades a tu madre, por el pan y por haber sido una curranta toda la vida.

Anónimo dijo...

Hola! mi amor soy tu prima Rafi

Y........Te tengo que decir: FELICIDADES MIL.

Por que me ha super encantado lo que has hecho, me has emocionado vamos! que tengo los ojos encharcados por la parte que me toca que eres tu y los mios, que os quiero. La idea no se puede superar, las recetas son de lujo, las fotos entrañables y todo todo y todo.Me siento muy orgullosa de tu proyecto y te animo a que no ceses y continúes porque vas ha llegar lejos, es la horma de tu zapato lo haces fenomenal, ah!!! y porque la gente no lo puede probar, por que sino ya lo flipan, por que no es por nada pero como te salen a tí esos deliciosos dulces por mucha receta que des que por otra parte es una gran generosidad tuya ( gracias) a los demás no nos va ha salir igual que elaborado por tus propias manos que Dios te las vendiga.

Pos bueno primica que Olé coño!!!

Y que sales muy guapa, tanto como la pinta de tus "cosicas dulces"

Tu prima que te quiere

Rafi

Gloria dijo...

Que gozada que domines los panes de esa manera y mas gozada todavia poder hacerlo con tu madre!! aprovechalo.

Miriya dijo...

María que hermoso es lo que nos compartes en esta entrada. Siempre he admirado a quienes saben hacer panes, y encuentro bello lo que hace tu familia y que sigan esa tradición tan tremenda y única que es el crear pan, que a veces lo siento como crear vida :)

Tu mamá full energética, la dueña de la cocina, definitivamente.

Besitos!

Lolah dijo...

Con lo que me gusta hacer pan, he disfrutado un montón leyendo tu entrada y viendo tus fotos. Desde luego, para mi es impensable amasar una cantidad de masa como esa a mano, no tengo ni sitio ni, sobre todo, fuerzas.
Y tu madre haciendo los cortes (que a mi me salen tan mal) y manejando la pala...qué envidia!!!
Un besazo para ti y para esa panadera...que ya van quedando pocos!

Beatriz dijo...

Qué buen pan María!!! yo también vengo de familia de panaderos pero no tuve la suerte de crecer encima de su panadería ;)
Un beso fuerte. Muuuuuuuuua.
Espero ansiosa la entrada de las galletas blanco y negro ;)

Toni dijo...

Esto si es pan, que suerte tienes de poder comerlo hija. Un beso para tu madre y para ti.

eLrinCondeLaTaTa dijo...

Que rico está el pan de pueblo, me encanta.
Un beso.

Macedonia Recetas dijo...

Hola María, el pan es uno de mis pendientes, trabajé mucho tiempo en una panadería, pero claro, la masa ya la tenía hecha, alguna vez que lo he intentado, no ha funcionado. Y qué suerte de tener ese pan, a mi me encanta el pan y no sé comer sin.un besazoo

ospanacar dijo...

Esto es un pan de categoria suprema¡¡¡. Vaya lujo y vaya horno.
Vamos que sentada delante de un pan de estos, rebanada va, rebanada viene y soy más feliz que unas castañuelas. Un besin

sofiaaurora dijo...

Este pan es el que dura varios días sin ningún problema, menudas manos tiene tu madre y que bien esta, besos

Alicia dijo...

María, que bonita entrada!Y tu madre que maja y que rica! ;) Un besote.

Cocinateca dijo...

Ay María¡¡¡¡, el olor del pan me llega hasta aquí. ¡¡¡que bueno¡¡¡¡.
Mi infancia también estuvo rodeada de panes y harinas. Mi padre era panadero en la panadería de mi abuela, y el olor de la masa, uhmmm, es algo que me apasiona. Intentaré hacer tu receta, y ya te contaré que tal me ha salido. Besitos.

nieves dijo...

No sabes lo que me alegra de que me hayas avisado para disfrutar de este pan. Hacer pan casero para mi tiene una magia especial. Que de harina, agua y levadura (o más harina y agua como es la masa madre) pueda salir algo tan básico en la alimentación humana y que perdure en el tiempo desde hace 6.000 años (calculan los entendidos) ¿no es milagroso?. Te felicito por poder disfrutar de estas experiencias, y sobre todo, por poder compartirlas con tu madre, que efectivamente se le ve una soltura especial.
El paso a paso es de lo más didáctico, y el resultado final, un pan de lujo. Los cortes, me han cautivado :-)

Un besín.

kisa dijo...

Es un pan estupendo!!!

Si yo tuviera familia panadera madre mía seguro que montaba una, es todo un lujo tener una familia así
Mil besosssss

Miss Migas dijo...

Efectivamente maría, me encanta este pan! Lo quiero hacer en mi casa, qué pena que no tenga horno de leña jejejej
La harina de trigo duro dónde la compras? Estoy como loca por buscar proveedores de buena harina! besotes

Se ha producido un error en este gadget.