Bizcocho en cazuela-horno Ros

La cazuela-horno Ros, así lo reza el recetario que la acompaña, es un utensilio al servicio del ama de casa moderna y como yo, otra cosa no, pero moderna soy un rato no he dejado de utilizarla desde hace más de 35 años. Es una de esas reliquias "imprescindibles en todo hogar" (esta frase también es del recetario que la acompaña) que lleva en mi familia desde los años 50 cuando manufacturas Ros, empresa ubicada en el municipio murciano de Espinardo, las fabricaba y vendía como rosquillas. Aunque, según dice el librito es perfecta para asados de todas clases de carnes y pescados y hasta para paellas, arroces, canelones, macarrones y patatas rellenas (ya veis que no os he mentido al decir que estaba al servicio del ama de casa moderna jajaja) yo siempre la he utilizado para preparar bizcochos. Concretamente unos bizcochos muy básicos, sin modernuras ni ingredientes extraños pero realmente deliciosos. Espero que os guste.
Ingredientes:
6 huevos.
350 gramos de azúcar.
245 gramos de harina.
Mantequilla para engrasar el molde.
Elaboración:
Comenzamos batiendo las claras hasta obtener un punto de nieve muy firme. Sobre el que añadiremos el azúcar en forma de lluvia y las yemas, todo ello sin dejar de batir.

Seguidamente incorporamos la harina con ayuda de una lengua y realizando movimientos envolventes.

Agregamos la masa a la cazuela-horno bien enmantequillada.

Colocar la olla sobre el fuego muy lento y mantenerla hasta que el bizcocho esté bien cuajado.

Y listo, ya podemos disfrutar de nuestro bizcocho de "ama de casa moderna" jajaja

Y unas fotos del recetario para que veais que no miento cuando digo que es muuuuy moderno.




CONVERSATION

88 comentarios:

  1. Jajaj, mi madre lo tenía y la verdad es que los bizcochos salian buenísimos! Un besazo amiga.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Vaya bizcocho rico que te ha quedado con esta ollita antigua pero efectiva. Mi madre también la tenía, y quedaban unos bizcochos muy ricos y bien esponjosos.
    Me encanta María, estoy contigo que esta ollita antigua, la podemos seguir utilizando hoy, aunque tengamos ahora otras modernidades más sosfisticadas y que sean más rápidas.
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja sí que es moderna, sí, yo también la recuerdo de aquellos nuestros años jovenes. La verdad que daba muy buen resultado.
    Para hacer el bizcocho tendré que comprármela.
    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  4. Mi madre también la tenía, pero no sabe que hizo de ella, imagino que en algún momento pensó que estaba antigua al llegar el horno, guárdala como oro en paño que es una reliquia y viendo el bizcocho con tan buena pinta una buena adquisición.

    ResponderEliminar
  5. La pinta es estupenda, me llama la atención los pocos ingredientes que lleva, sin aceite, ni leche o yogur ni, levadura. Nunca he utilizado esa olla pero me parece magnífica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Mi madre también la tiene desde hace muchísimo tiempo, quizás no tanto como tú, pero bastante, y prepara sobretodo dulces. Me guardo la receta y se la pasaré.
    Besos guapa y buena semana.

    ResponderEliminar
  7. mi tia la tenia y la verdad q era toda una maravilla!!! la de cosas ricas q de ahi salian!!! lo unico q a saber donde quedo... este bizcocho se ve impresionantemente rico.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, María, pues claro que eres moderna..y con esa cazuela VINTAGE total que es lo que se lleva, y ya nos sacas a "pasear" el recetario y ESTAS COMPLETA...MÁS ACTUAL Y MODERNA IMPOSIBLE....has dado en el clavo con esta receta que aunque "simple" pero buenísima, ha servido además para enseñarnos un "cacharrito" que al menos yo no conocía y desde luego SUPERÚTIL....ya hay otra cosa más para que te quiera....¡LO MODERNA QUE ERES!, UN BESAZO grande grande María corazón....me voy a la cama, buen día mañana.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. Doy fe que salen unos bizcochos espectaculares, además en verano viene genial porque no ponemos el horno.
    La mía la herede de mi abuela, hace un montón de años, y es la envidia de mis amigas, jeje
    Ah y el pollo asado también sale muy rico.
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Hola María preciosa¡¡ pero qué arte que tienes ...moderna lo más si es que eres como a mí me gustan las modernas de lo más sencillas que se pueda ¡¡jajajajaj¡¡es lo mismo que la de mi mami que me la dio y yo no supe guardarla ¡¡ainsssss¡¡ pero si es que soy un desastre ...si supieras como le salían a mi mami como a ti casi... salen riquísimos en esa olla lo sabré yo que me comía los trazos dobles, bueno no, porque estábamos muchos y no sobraban ¡¡jajaqjajaj¡¡ siempre logras recordarme tantas cosas con tus historias , si es que no se puede aguantar tanto arte como tienes ...ya estaré mas por aquí cielo es que me he ausentado unos días largossss¡¡¡ jajajajaj¡¡¡besitos un montón.

    ResponderEliminar
  11. Claro que la recuerdo! En casa había una, en una época en que las cocinas con horno no eran tantas. La nuestra tenía los agujeros alrededor del lateral coincidiendo con la tapa que había que ir girando según las necesidades. Recuerdo las tortas que mi madre hacía allí. Qué lindo recuerdo!
    Besos María

    ResponderEliminar
  12. Mi madre la sigue teniendo y la utiliza al menos una vez por semana, cuando iba al colegio siempre desayunaba bizcocho casero hecho en esa olla y de eso han pasado un montón de años :)

    ResponderEliminar
  13. No la conocía María, y me ha encantado, donde puedo yo conseguir una cazuela así reina, que me la pido, pero si lo hace todo, como para dejarla a rinconada en una esquina del mueble, que pasada de bizcocho me parece increíble, que bien te ha quedado y que esponjoso, ya me gustaría tener una joya de esas.....Besss

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que esas ollas las hemos visto todos en casa y no solo se cocinaban bizcochos, también asados de todo tipo. Algunas reliquias como esta mi madre las sigue utilizando porque dice que le tiene cogido el punto y es la verdad porque le quedan preparaciones buenísimas. Tanto como tu bizcocho que tiene un aspecto estupendísimo. Y acompañado de chocolate, que es como siempre me ha gustado comerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. la conozco , herede una que mi madre tenia, como en el camo no habia horno y ella no la utilizaba me la llevo para hacer bizcochos y alli esta, claro que yo creo que la mia es muy antigua la conozco de siempre, que recuerdos, bessssss y que buena pinta

    ResponderEliminar
  16. Menuda maravilla de pota! Y menuda reliquia! Eso vale su peso en oro! Jeje Te ha quedado un bizcocho de lo más esponjoso y apetecible! Quién te tuviera cerca para degustarlo a cualquier hora, porque amiga mía, a mí me vale para desayunar, almolzar, merendar, cenar...lo que sea, acompañado de un buen tazón de leche, uhmmm menuda delicia! Besos guapa

    ResponderEliminar
  17. Hola! En casa tenemos una de nuestra abuela y es una joya, sobre todo ahora que la luz está por las nubes y el gas es más económico! La marca Ibili las fabrica y vende actualmente por si alguien la busca. Nos apuntamos la receta porque el recetario no lo tenemos, besis.

    ResponderEliminar
  18. Hace años que no veia una de estas ollas. En mi casa no habia pues siempre hemos tenido horno y mi madre hacia los bizcochos en un recipiente de barro, pero la recuerdo en casa de mi prima que le salian unos bizcochos espectaculares, como el tuyo.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  19. Que pinta mas rica tiene ese bizcocho y con tan pocos ingredientes lo rico que queda.
    Nunca lo había visto hacer de esa manera, tendremos que probar... ;)
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  20. Essa panela fez-me uma que quando era pequena se usava muito em vez de cozer no fogão era electrica os bolos creciam e ficavam tão bons.
    Essa não conhecia, um bolo com três ingredientes apenas e ficou lindo e acredito que bem delicioso.

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Qué gracia, mi madre también tenía una!! El caso es que no la recordaba y ahora que la he visto me he acordado. Lo que no sé es donde está y si aún la tenemos. Y es que cuando nos cambiamos de casa, dejamos todos los muebles y complementos en la casa vieja para cuando fuéramos en verano. Pero no recuerdo ver a mi madre cocinar algo en ella, es más, por aquella época yo no sabía para qué se utilizaba una olla con un agujero en medio, ja, ja. ¡¡Y vaya bizcocho rico sale en ella!! Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Menudo manjar as sacado de esa ollita, pinta de maravilla. Se ve tan esponjoso el corte. Besiños.

    ResponderEliminar
  23. Que bueno María!! yo también tengo publicado un bizcocho con esta cazuela que me parece lo más. Te quedó magnifico. Yo la heredé de mi difunda suegra. Ella preparaba de todo. De novios con mi marido recuerdo comer unos canelones extraordinarios. Supongo que la su buena mano, también tendría que ver. Hoy día están de moda cazuelas carísimas y nosotras continuamos con este precioso trasto. Lo que yo te diga, una joya!!!! Besos y feliz semana amiga.

    ResponderEliminar
  24. No conocia esta olla pero esto esun lujo , hacer un bizcocho como ese sin horno me encanta besitos guapa

    ResponderEliminar
  25. Uyyyy!!! Maria pero menudo cacharrito mas apañado tienes, ese bizcocho se ve de lujo, tiene una buenísima pinta, oye que yo no había visto ni oído esta olla, yo si tengo aquella batería alemana la AMC famosa que ya tiene la tira años también y alguna que otra vez hago bizcochos con ella y salen super-ricos y ademas yo las he usado y las uso mucho, lo que pasa que cada día tiene una mas cacharros y al final las tengo que echar al pito, pito colorito jajajajajajajaa. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  26. Ayyyyy que mi abuela la tenía y preparaba bizcochos en ella que quedaban realmente sabrosos. Que recuerdos me traes con la entrada de hoy, reina. Y el bizcocho escandalosamente apetecible y con una miga yun colorcito que quita el sentido.

    Besines millllll

    ResponderEliminar
  27. Recuerdo esta olla cuando yo era pequeña, mi abuela hacía unos bizcochos que me encantaban, qué recuerdos tan buenos!!
    Un trozo de tu bizcocho me comería ahora mismo y seguro que volvería a sentirme una niña, qué bien te ha quedado y claro que eres moderna!!
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  28. Fantastica questa torta per la colazione e che bello il tuo Kitchenaid :-)
    Ti abbraccio

    ResponderEliminar
  29. Pues ya ves no soy moderna ya que no recuerdo este molde, pero en cambio el bizcocho debe de salir muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. vaya miga que tiene, no conocía esa olla, menudo descubrimiento para mí.
    besos

    ResponderEliminar
  31. Hola:
    Mi madre tiene una de cuando se casó, 52 años ya. Pero es que compró otra para una casita en el campo, porque allí no tenemos horno. Toda la vida ha hecho bizcochos, magdalenas y asados de todo tipo. Comparando, tienen un sabor casi mejor que en el horno. A los bizcochos, por ejemplo, siempre se les nota cuando están cocidos en la olla... ¡Saben mejor!
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Gracias María por tu visita y esa receta de bizcocho que debe de estar de miedo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Yo no conocía esta olla María, pero la pinta del bizcocho es estupenda y muy jugosito, pero me ha encantado.
    Besitos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  34. Ay,que curiosa,no lo había visto antes,mi madre no la tenía,pero la verdad es que vaya el pedazo de bizcocho que te ha salido,un clásico lleno de sabor,,,,,,pongo el café y me acerco por un trocito,,,jjjj
    Muchos besitos guapa¡¡¡

    ResponderEliminar
  35. Mi madre recuerda la cazuela Ros de cuando era niña!! Qué cacharro más curioso, yo creo que también lo usaría para hacer sobre todo bizcochos y pasteles :D. Por cierto, qué miga tiene! Me apetece un montón hacer un bizcochón de los de toda la vida como el tuyo, a ver si saco tiempo este fin de semana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Que rico amiga, por desgracia en casa nunca tuvieron uno de estos pero me hubiera encantada que mi madre o mi abuela me hubiera hecho estos bizcochos, que como tú nos muestras son realmente espectaculares, me ha encantada la entrada cielo, un besote.

    Dulcestriplea

    ResponderEliminar
  37. No debo ser nada moderna porque no tengo el horno Ros pero, creo recordar que hace años vi uno en casa de mi madre, no sé que habrá sido de él. El bizcocho, eso si, tiene una pinta estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. No la conocia y me encanta!! y el bizcocho buenísimo. Besos

    ResponderEliminar
  39. Mi madre tenía esa olla y recuerdo que quedaba un bizcocho delicioso, que pena que no la tenga, se la robaba, jajajaaj.
    Te quedó un bizcocho de 10

    ResponderEliminar
  40. Querida amiga, cuántos recuerdos traen estos cacharros de antaño, mis abuelas los tenían. Es un lujo que lo tengas y además en perfecto uso. Si te fijas , has unido la modernidad de la Kitchen Aid con esta cacerola y te ha salido, junto con tus manos de gran repostera, un pastel espectacular. un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  41. Alaaaa que joya conservas¡¡¡ a saber donde andará la que tenía mi madre, que también solo la empleábamos para hacer bizcocho que además se hacia tan pronto que siempre se nos quemaba la base y teníamos que quitarla con un cuchillo pero el bizcocho salia bueno y esponjoso, igual que se ve el que has hecho tu que dan ganas de pegarle un pellizco.
    Un beso

    ResponderEliminar
  42. Qué desfasada me he quedado, estos inventos no los conozco yo. Bromas aparte no la conocía, pero si todo tiene tan buena pinta como este bizcocho no me extraña que haya resistido el paso del tiempo y se siga utilizando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  43. Siempre me han llamado la atención esas cazuelas. En mi casa no las hubo, las empecé a ver cuando me metí en foros de cocina. Pero, desde luego, los bizcochos quedan con una pinta espectacular, ¡me encanta cómo te ha salido el tuyo!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  44. Mi querida amiga sabes una cosa me la regaló mi madre hace por lo menos treintatantos años la trajo de Tomar cerca de Lisboa tenia una cuñada alli y venía alucida como hacía el bizcocho en ella, asi que se trajo la dichosa olla y allí está sin estrenar, pero es igualita a la tuya aunque no recuerdo que tenga recetario, para la cocina de gas era ideal y tu has bordado ese bizcocho, bikiños

    ResponderEliminar
  45. Hola María, yo nunca he visto este tipo de ollas en las que lo mismo preparas un asado que un bizcocho... Se me hacen muy curiosas, aunque sinceramente, no imagino cómo puede hacerse ahí un bizcocho. Sea como fuere, el caso es que el bizcocho sale y además queda precioso, así que felicidades por tan buena receta, y por cuidar esa olla y mantenerla en tu menaje, seguro que es ya todo un clásico. Besos.

    ResponderEliminar
  46. ay por favor que cosa mas riquisima!! tengo un molde igual, que aun no he estrenado, así que este bizcocho creo que va a ser perfecto para ello ;) besos!

    ResponderEliminar
  47. Hola María, me encanta esta entrada, pues me has recordado a mi infancia, mi madre tenía una igual y los bizcochos salían de cine, y tambien hacia asados riquísimos, era realmente lo más avanzado de la época, tienes suerte de contar con ella.

    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
  48. Cómo pasa el tiempo!! Mejor no pensarlo dos veces!!
    Un utensilio que lleva toda la vida a nuestra disposción, buenísimo!!
    Tengo que decir que en casa de mis suegros ha habido uno hasta hace dos días y que los bizcochos, tal como dices, salen deliciosos.
    Un beso guapa
    Sonia

    ResponderEliminar
  49. Que recuerdos me trae este bizocho. Mi madre tenía una de esas ollas, y nos preparaba en ella bizcochos y magdalenas.

    ResponderEliminar
  50. Bom aspecto.

    Beijinhos,
    Clarinha
    http://receitasetruquesdaclarinha.blogspot.pt/2016/01/bolo-de-bolacha-no-copo.html

    ResponderEliminar
  51. Se ve delicioso y muy esponjoso. Un beso y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  52. Mi madre tiene esa olla ahora con la vitroceramica esta guardada en el armario pero anda que no se hicieron bizcochos en ella asi como el bizcoflan que rico estaba uummmmmmmmmm y el arroz , durante el tiempo que se uso era rara la semana que no se hiciera un par de bizcochos en ella para el desayuno o el cafe del fin de semana.
    Como siempre te ha quedado una receta y fotos de relujo.
    Bicos mil potita mia.

    ResponderEliminar
  53. ohh ! esa olla y el recetario es una verdadera joya! como me gusta! y aun más el resultado, ese bizcocho esta para no dejar ni una miguita! bicos

    ResponderEliminar
  54. Me parece un invento curioso, y el bizcocho seguro que sale tremendo. Un besote.

    ResponderEliminar
  55. María, lo primero el bizcocho muy rico, se le ve con una pinta estupenda, mi madre tenia una parecida, tenia un soporte debajo con un tubo y allí de metia el agujero de la olla, me has hecho reir viendo las fotos, de la olla y la KA juntas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ una maquina de lujo y una reliquia, me encanta, no la tires, que estos son reliquias que teníamos que guardar aunque sea para hacer fotos, y si funcionan bien con mas motivos, besos guapa

    ResponderEliminar
  56. Este bizcocho está de vicio me encanta María,abrazos

    ResponderEliminar
  57. Maria , esta cazuela me recordo a mi madre que tenia una jaja y no veas que galletas mas ricas hacia yo en ella ...este bizcocho te quedo fantastico
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  58. Querida Maria, yo tambien me modernicé hace algún tiempecito con esta reliquia, jaja! Hace muchisimo que no la utilizo y al ver tu riquisimo bizcocho me han entrado unas ganas locas, que aspecto tan delicioso!!
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  59. Hola María. Al ver la foto de la cazuela me he dado cuenta de que mi madre tenía una igual aunque creo que tenía una base sobre la que descansaba la olla jj y aún la debo tener por algún sitio si es que no han hecho limpieza y me la han escondido, que será lo más normal ya que como la cocina es eléctrica no se puede utilizar.
    Pero tú le das rápidamente avío jj y has preparado un bizcocho que ya quisieran para sí muchos de estos que se tildan "modernos" jj.
    Un bizcocho con un aspecto inmejorable y que sin duda debe estar delicioso.
    Que tengas un estupendo fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Cada vez que veo la cazuela, me da una envidia terrible. Yo se la vi hace muuuuchos años a una tía de mi marido que hacía unos bizcochos para quitarse el sombrero. Intenté comprarla, pero cuando la encontré, era de un diámetro grandísimo, y después ya nos llenamos hasta la bandera de moldes y cacharros de todo tipo y así me quedé sin ella, pero ¡¡qué reliquia, y qué bizcocho!! Se me cae la baba :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  61. que pinta tan buena tiene este bizcocho , se ve riquisimo , besitos

    ResponderEliminar
  62. Doy fe de que en estas cazuelas queda pero que muy bien.
    Yo antes cuando tenia el butano, también lo hacia asi.
    Besos

    ResponderEliminar
  63. Hola María antes de todo perdona mi retraso, el trabajo no me deja dedicaros más tiempo pero hoy me he propuesto visitaros aunque sea a la 1 de la mañana. Me ha encantado tu bizcocho se ve tan esponjoso que se me hace la boca agua aunque esa máquina que te he visto yo me la tendré que pedir para reyes jajja. Un beso amiga!!

    ResponderEliminar
  64. Madre mia, yo que soy de Espinardo también tenía una mi madre, como para no tenerla ya que Paco Ros era su vecino. Es una lástima que la fábrica no siguiera en el mercaco porque sus paelleras eran las mejores.
    No dudo que este bizcocho saliera genial porque salen deliciosos.

    ResponderEliminar
  65. Querida Maria, el sabor genuino del bizcocho de toda la vida, y cómo se aprecia!!!
    eres moderna y la mas dulce de todas
    Un beso grande, cielito, todo lo mejor te deseo siempre :)

    ResponderEliminar
  66. Mi querida amiga, ¡Cuántos recuerdos me trae esa cazuela! hace que vuelva a mi infancia. Mi madre la compró en Granada allá por los años 70, recuerdo los bizcochos tan ricos que salen en esa cazuela y sobre todo en aquella época en la que no había tanta repostería a nuestro alcance. Todavía la guarda mi madre pero desde que le pusieron el horno eléctrico no la utiliza. Recuerdo cuando cambiamos de hornilla y lo que costó encontrar el punto al fuego para que el bizcocho se hiciera bien....todo un reto.

    Muchos besicos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  67. Que bueno María, nunca he hecho el bizcocho en cazuela, pero ahora que lo recuerdo en mi casa de Babia tengo una olla igualita y claro hay que darla uso, voy a ver si me estreno con este bizcocho, un besote muy grande reina.
    Sofía

    ResponderEliminar
  68. Huele a leña, a lo antiguo, a nuestras abuelas cuando el horno ni existía. Una delicia a la vista. Y al paladar seguro que más.
    Contrasta lo moderno de los aparatos con la modesta olla:-) Bss

    ResponderEliminar
  69. Mi querida María, me he quedado con la boca abierta. Un bizcocho de los más rico y se ve de esponjoso, que da gusto. Parece bollo maimón.
    Y la cazuela me ha encantado, no la conocía, una joya.
    Un besito preciosa

    ResponderEliminar
  70. Menuda pintaza, te ha quedado espectacular. Si sabe como se ve...mmmmm!
    Besitos desde mi blog, espero tu opinión en mi último post ;)

    ResponderEliminar
  71. Hola moderna. Menudo bizcocho. Sólo ver el corte ya dan ganas de morder y no parar.
    Me encanta que puedas seguir utilizando esa maravillosa olla. No la conocía hasta que la vi en algún blog.
    Feliz semana y un beso

    ResponderEliminar
  72. Maravilloso! siempre aprendo algo nuevo cuando vengo a visitarte, ahora no sólo eso, además me dejas maravillada con esta olla/molde, jajajaja, como todo lo que se hacía hace tiempo, al servicio de la ama de casa moderna, jajajaja, buenísimo María. El bizcocho me ha enamorado, esa miga sabrosa, pero el artilugio es original, muy original. Un beso grande preciosa

    ResponderEliminar
  73. La modernura al poder Maria jajajaja !!!!! Me encanta esa olla, yo tengo otro tesoro, una olla a presión Loster que era de mi madre, La compro cuando salieron las ollas a presión así que no se ni cuantos años tendrá pero todo sale mejor en ella te lo aseguro. El bizcocho tiene una pinta increíble !!! Besitos guapa

    ResponderEliminar
  74. Guau!!! Como me ha gustado ésta receta del bizcocho con la maravillosa cazuela Ros y el recetario tan antiguo, que reliquia, ya me gustaría tenerla yo en casa y que suerte que la hayas conservado. Mis felicitaciones. Un bizcocho con una pinta extraordinaria. Me ha encantado!!
    Besos

    ResponderEliminar
  75. Qué alegría me ha dado ver tu bizcocho en esta cacerola, mi madre también la tenía, todas las semanas nos hacía uno y qué ricos estaban!! Voy a preguntarle por dónde anda, que se me ha antojado viendo el tuyo tan buenísimo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  76. Hola María, que recuerdos me trae esa cazuela, mi madre preparaba los bizcochos ahí y ahí mismo hice mi primer bizcocho, debe andar metida en algún armario, creo que lo voy a buscar, seguro que mi madre lo conserva todavía, gracias por esa receta que me ha transportado a cuarenta años atrás,
    un millón de besos María.

    ResponderEliminar
  77. He oído hablar mucho de este "cacharro" jajajaja pero nunca lo he visto, pero ya veo que hace maravillas, porque vaya bizcocho te ha quedado, super compacto y seguro que super rico amiga !!!!

    Un beso grande y espero venir a verte más a menudo, que estoy algo así como desaparecida

    ResponderEliminar
  78. Nosotros conservamos un cacharro de esos, pero nunca lo he usado, a ver si un día me animo por probar ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  79. Hola Maria!! si es que con una olla tan moderna no podia salir un bizcocho malo , tiene una pinta realmente rica ,con un cafe o un vaso de chocolate....
    besitos mil

    ResponderEliminar
  80. Ayy mi niña, cuántos recuerdos me has traído!! En uno como ese hacía mi madre siempre los queques, tenía una parte metálica que se ponía por debajo hacia el interior del agujero, cuando tenía cocina de gas, que tiempos aquellos!
    Los queques le quedaban increíbles y no esperábamos a que enfriaran, tremendos atracones y tremendos dolores de barriga, jajaaa!!
    Se ve espectacular, esa miga tan tierna dan ganas de echar mano a un trozo!!
    Besotes mi reina!!!

    ResponderEliminar
  81. Gracias María por tu visita, hice este vídeo con mucho amor, es una perrito tan amoroso que no me resistí ante su ternura sin medida.
    Gracias.
    Un beso de ternura de los dos ¡jajá!
    Cecilia

    ResponderEliminar
  82. Osss... que joya María, eso es un tesoro! Entiendo que la hayas guardada como oro en paño, no la conocía y me ha encantado... y el bizcocho tiene un aspecto increíble, como me gustaría ese pedacito, así con el chocolate.
    Biquiños mujer moderna

    ResponderEliminar
  83. Me encanta la miga de este bizcocho. Desde luego, los bizcochos tuyos que he probado siempre salen de lujo, así que seguro que está además muy muy rico.

    Un beso,
    Adrián

    ResponderEliminar
  84. Qué buenos recuerdos. En mi familia había dos, una en casa de mi madre y otra en casa de mi abuela. Así que este fin de semana voy a ver si aún se conserva alguna de las dos (sin usar desde hace años, así que no creo) y me la llevo a mi casa.

    ResponderEliminar
  85. Hola, yo quisiera saber si se puede utilizar en vitroceramica,pues yo también la recuerdo de mi madre y me haría mucha ilusión poder utilizarla. Muchas gracias de antemano y un saludo.

    ResponderEliminar
  86. hOLA YO LA TENGO Y ES VERDAD SALE UNOS BIZCOCHOS MUY RICOS
    AHORA NO LA USO POR NO TENER COCINA DE GAS
    ALGUIEN LA HA UTIZADO EN VITROCERAMICA?
    GRACIAS

    ResponderEliminar
  87. Muchas gracias maja.

    ResponderEliminar
  88. Que si que vale para la vitro!! lo que no vale es para la inducción! me lo dijo una amiga y he probado, me ha salido un bizcocho increíble, muchos besos

    ResponderEliminar