Postre olvidado

Hoy os traigo una receta sencilla a más no poder, ligera y que encima está deliciosa...y sí, soy consciente de que estos son días de arroz con leche y torrijas pero esta falsa pavlova nos ha gustado tanto en casa que no he podido esperar a que pase Semana Santa para compartirla con vosotros. Lo primero que me atrajo de ella fue su nombre que me pareció precioso, eso, sumado a que es una receta Nigella Lawson (una cocinera que me encanta)y que en mi nevera tenía sobreproducción de huevos me llevó a tomar la decisión de probarla y el resultado fue estupendo. Espero que os guste.
Ingredientes:
6 claras de huevo.
Un pellizco de sal.
250 gramos de azúcar más 3 cucharadas más.
200 mililitros de nata para montar.
2 cucharadas de queso crema (tipo Philadelphia).
Moras, frambuesas, fresas...o cualquier fruto rojo.
2 cucharadas soperas de mermelada de frambuesa.
Elaboración:
Comenzamos por precalentar el horno a 250º. Mientras tanto montamos las claras junto con la pizca de sal. Cuando estén firmes añadimos los 250 gramos de azúcar y seguimos batiendo hasta obtener un merengue muy duro. Extendemos el merengue sobre la bandeja de horno (mejor sobre un papel de hornear). Lo introducimos en el horno y lo apagamos inmediatamente dejándo nuestro pastel OLVIDADO dentro de él durante toda la noche. Está prohibido, prohibidísimo abrir ¡ni un poquito para mirar!
A la mañana siguiente lo sacamos del horno y lo cortamos en porciones. Habrá quedado con una cortecita por fuera pero blandito y delicioso por dentro.
Batimos la nata con las tres cucharadas de azúcar y el queso crema hasta que esté bien montada y la repartimos sobre cada una de las porciones. (Lo ideal es montar el postre en el momento de servir).
Finalmente ponemos obre la nata un buen puñado de frutos rojos que habremos mezclado con la mermelada.
Y listo, ya sólo nos queda disfrutar de su delicioso sabor.

43 comentarios

Fani Puntodenieve dijo...

Me encanta! Sencilla y con unas pintas inmejorables! La tengo que probar!
Un besote y feliz finde!

José Manuel dijo...

Tiene una pinta de lujo. Saludos.

INMA MAQUITO dijo...

Que rico ahora se lo del nombre, me parece un postre muy bueno y con ingredientes que tenemos me gusta besitos

Mª Dolores Martinez Martinez dijo...

Rico, rico no te digo que no sea, pero ligero, ligero no es mucho. Pero vamos a darnos ese capricho que también nos lo merecemos y es de los que me gustan, primero come la vista y después el paladar.
Un beso.

nimbus nim dijo...

Ayyy, que rico tiene que estar. Saludos.

Mi ratito del café dijo...

Uauuu menudo postre más rico! Aunque sea Semana Santa creo que este postre se merece un huequito en casa, a ver quién le dice que no ;)
A mí también me encanta Nigella, cocina de una forma que me quedo embobada viéndola de lo fácil y rico que lo hace todo. Me entran unas ganas de ponerme a cocinar cada vez que la veo!!
1 besazo guapa y felices Pascuas!!

Rosss dijo...

Este postre promete María, el merengue que se le ve crujiente por fuera y la nata con el queso más los frutos rojos, yo no me lo pierdo si es que consigo hacer ese merengue.
Un beso

lola dijo...

si es sencilla y se ve riquisima, desde luego mas ligera que el arroz con leche


¡¡besos¡¡

Merchi dijo...

Como bien dices, un postre delicioso a más no poder y visualmente, una preciosidad. Supongo que en casa te harían la ola ¿no?, porque no es para menos. Que gustazo sentarse a la mesa y que te sirvan un postre como este, es para disfrutarlo desde del primer bocado que te llevas a la boca, hasta el último.

Besines preciosa mía, que tengas un feliz fin de semana

Juani dijo...

María!!!! preciosa!!!!!! hoy me has dado en mi punto débil, siento debilidad por el merengue y según veo este que nos has traído, me lo anoto ahora mismo que no quiero dejar de probarlo, tiene una pinta superior!! me encanta, gracias por haberte acordado de publicarlo. Besitossss guapísima.

lolines dijo...

Un postre delicioso que siempre apetece

María Belén Delgado Pulgar dijo...

Maria preciosa no me extraña que, tuvieras ganas de publicar este pastel, me parece un manjar de dioses y sabes.. tengo tres claras en la nevera de un postre que hice hoy, y creo que me voy a la cocina a encender el horno jejj.
Como siempre tus recetas son maravillosas
Besinos y feliz domingo
El toque de Belén

Mari-Pi-R dijo...

No soy muy de merengue pero tiene buen aspecto.
Un feliz fin de semana.

Marga Morguix dijo...

¡Qué maravilla!. Lo tengo que probar, porque parece fácil de hacer (siempre que no llegue algún gracioso y abra el horno, jajajaja).
Un besote.

CARMEN dijo...

Un postre muy rico para disfrutarlo un día tan especial como el de hoy, felicidades al papá de tu casa.
Un abrazo María.

Liliana Fuchs dijo...

Las recetas de Nigella no suelen fallar, y las tuyas tampoco! Un postre genial para estos días primaverales, perfecto para aprovechar la temporada de fresas :)

Un abrazo

marques de muchabarba dijo...

Te ha quedado un postre de lo más rico y sencillo. Es curioso lo de dejarlo toda la noche sin abrir el horno.

Saludos

Tita Lily dijo...

No sé lo que es una pavlova (luego lo miro en google) pero de lo de la foto quiero como 3 docenas jajajaja. Tiene una pinta estupendísima.
XOXO

Isabel Rescalvo dijo...

¡¡Hola María!! ¡¡Qué cocción tan original tiene, María!! ¡¡Me ha encantado todo de él, el nombre, el merengue que me gusta muchísimo y esa combinación con frutos rojos. ¡¡Esto tiene que ser un éxito seguro en casa. Besitos.

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Si es que el nombre nada más produce ternura . . . olvidado, parece que nadie lo ha querido y necesita mimos jajaja
Mi querida María, no te digo lo que me iba a durar a mí un plato con un buen trozo encima, pues el tiempo de un suspiro corto, porque me parece delicioso. Y es que si el merengue me gusta, encima con frutos rojos ya es un despiporre.
No te creas, que a mí este postre no se me olvida, y me lo llevaré a pendientes porque esta semana entre torrijas, pestiños y hornazos tengo el cupo cubierto....pero ya caerá.
Besotes regordos, que tengas una SS estupenda, amiga.

La Cocina de Puri Pastor dijo...

Un postre delicioso
y mucho menos complicado que la pavlova...
me parece un postre exquisito
y decorado con frutos rojos hacen de el todo un lujo
Te ha quedado divino
un besazoooo !!!

Migas en la mesa dijo...

Adoro las pavlovas, mucho más que las torrijas, con perdón de la semana santa y de sus dulces típicos. Son tan ligeras, esponjositas y ricas... me encantan con esos preciosos frutos rojos.

Nenalinda dijo...

Madre del amor hermoso como tiene que estar esa falsa Paulova ,llevo un rato haciendote la ola eres mni idolaaaaaaaaa no hay nada nada que se te resista todo te queda de relujo.
Como siempre receta , fotos del paso a paso y presentacion son de 20 points.
Bicos mil y feliz semana potita mia.

Sola ante el espejo dijo...

Seguro que esta de muerte, la pinta no puede ser mejor! Un besazo amiga.
http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

Lola-PAN FRITO O REBANAS dijo...

Que maravilla María, este no me lo pierdo, por rico, por sencillo y por todo.
Besos. Lola

Rocío Garcés Hernández dijo...

Que pinta XD, desde luego no me extraña que os haya encantado, desde luego cielo eres una maestra de la cual aprendo, lo fácil que lo haces todo y lo rico que queda, un besote cariño y Feliz Semana Santa, muackkk

Rosita Vargas dijo...

una receta tradicional que no se debe olvidar está de lujo amigaaaaaaaaaaa,abrazos

Esther Outón dijo...

Menudo pastel has preparado María, que pintaza tiene, me encanta y con todas esas frutas que le has puesto tiene que estar fabuloso y la presentación de sobresaliente reina...Bess

Azucena Martin Guillen dijo...

Me ha gustado mucho la receta María, la tengo que probar, además más sencillo imposible, me ha encantado y encima tiene que estar delicioso.
Un beso.

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

A gusto me comería un trozo, pero en casa lo que sea merengue no les va y para mi sola acabo no haciéndolo.
Besos guapetona.

ana wizner dijo...

La verdad es que se ve exquisito.

Katy Sánchez dijo...

Un postre conocido pero no el falso. Gracias por compartir. Feliz semana. Bss

PINKY dijo...

Maria , que ricura de postre , de verdad te digo que los ojos se me van detras de estas fotos hummmm
besinos

Maribel Cota dijo...

¡Hola mi querida amiga!
Yo adoro a Nigella Lawson y sus recetas.
Esta palvlova me fascina, una combinación de sabores excelentes.
Y no sabes a mí me encanta la crema batida con el queso crema y con esos frutos rojos... Mmmm. ¡Un postre magnifico!
Linda semana. ¡Un abrazote grande!

Kasioles dijo...

Ante un comentario tan dulce y tan tierno, no puedo por menos que venir rápido para admirar ese rico postre con el que nos sorprendes hoy y darte las gracias por compartirlo.
Mira, hoy es el día de la poesía y como llevo tiempo viendo lo que sale de tu cocina, he decido que también tengo que felicitarte pues, tus postres, con el cariño que pones en ellos, también tienen el encanto de la poesía.
Abrazos y buena semana.
kasioles

Libertad dijo...

Hola cielo,
¿Cómo estas? que de tiempo sin pasar por aquí, ya he visto todas las delicias que me he ido perdiendo...tendré que ponerme al día jeje, me ha encantado tu visita amiga mía gracias por ese detalle hermoso que tuviste, un beso enorme de tu amiga que te quiere, smuakss¡¡

conchi dijo...

Maria, realmente deliciosa y muy bonita!! Disfruta de estos días!! Bss.

Mercedes Ch dijo...

Querida Maria mas que falsa pavlova, una verdadera pavlova, me encanta esa combinación de colores y sabores una delicia.
Que tengas una estupenda semana santa...

nieves dijo...

No es de los postres difíciles y en cambio, nunca la hice. Te quedó fantástica, y seguro que el sabor es delicioso.

Un besín.

Kim I.M dijo...

Falsa o auténtica, esta receta de pavlova tiene una pintaza tremenda, amiga. No me extraña que no pudieses esperar hasta después de semana Santa. Riquísima. También está bien hacer algo distinto del arroz con leche y las torrijas en estas fechas. Como esta pavlova tan especial.
Un besazo!

Milia dijo...

Me encantan las pavlovas mi querida María... y eso de dejarla toda la noche olvidada me parece una idea fantástica... venga! a mis pendientes inmediatos, tengo que hacerla.
Bicos sonoros corazón

Manoli Diaz dijo...

Madre mía me has dejado con la boca abierta, pero que cosa más rica. El merengue me encanta e imagino como estará con esa nata y esas frutas, copiado queda además te digo que intente hacer una vez una Paulova y no me salio muy presentable, así que me quede con la espinita clavada, je,je je.
Un besito enorme y feliz semana guapísima.

Rosana González dijo...

Me pirra el merengue. Este tipo de pastel/postre o lo que sea me recuerda a uno que quiero probar hace tiempo: el pastel de Bilbao o Ruso de Bilbao. Vamos, que este lo intento sí o sí porque además la semana que viene es mi cumple y tengo excusa para hacerlo!!