Galletas para papá y una experiencia maravillosa

La entrada de hoy no es para compartir con vosotros una receta sino una experiencia de lo más gratificante que tuve la semana pasada. Muchos ya sabéis que mi hija Rebeca trabaja como maestra de Educación Infantil. En la tutora de la clase de tres años y ella y su compañera Paqui pensaron que sería un bonito regalo para el día del padre que los niños  hiciesen unas galletas. Me pidió ayuda y, claro, con lo mucho que ella colabora conmigo para poder mantener este blog no pude negarme. Así, que allí me presenté, ante 27 niños de tres años para los que yo era la "señora panadera" jajajaja. Lo mucho que me reí y lo bien que lo pasé.

Al llegar todos los niños estaban de lo más ilusionados y dispuesto a colaborar en todo. Bueno más que colaborar lo hicieron todo, absolutamente todo ellos que además no tuvieron ninguna dificultad en identificar todos los ingredientes ¡Pero que niños tan listos!



















 Les encantó preparar la masa y estirarla después con el rodillo. Además, todos esperaron su turno con mucha paciencia y sin perder detalle de lo que hacían sus compañeros.















Después, como si de auténticos reposteros se tratase, cortaron con maestría todas las pes y las as necesarias para hacer las galletas de papá.
















Ya con las galletas listas sólo faltaba decorarlas y dejarlas bien bonitas y ¡vaya si se esmeraron! No había más que ver sus caras mientras hacían sus pequeñas obras de arte.


Después del duro trabajo empaquetaron sus galletitas y muy contentos y satisfechos se las llevaron a casa donde las habrán tenido bien escondidas hasta hoy. Seguro que un montón de papás habrán disfrutado tanto al recibirlas como lo hicieron ellos preparándolas y yo ayudándoles. De verdad os digo que cocinar con estos magníficos pinches ha sido una experiencia inolvidable y que espero que se repita ( a ver si convenzo a mi niña y a su simpática compañera Paqui para que el próximo trimestre preparen pan jajaja)


94 comentarios

Marta dijo...

Seguro que lo pasaron en grande y sus papás se emocionarian con las galletas, me parece una idea genial.
Besitos guapa

Norma2 dijo...

Sé de la alegría con que los niños disfrutan el cocinar en la escuela. Y aunque no lo parezca, lo bien que se portan y lo concentrados que están en ese momento.
Besosssss desde mis blogs

Raúl García dijo...

Seguro que lo pasaron genial contigo María!! Jajaaaa, y seguro que tu lo pasaste también genial con tanto pinche!! Desde luego una experiencia fantástica que seguro que esos niños no olvidaran nunca :)
Un beso grande!!

Michi Carrique dijo...

Qué guay, María! Qué experiencia tan bonita. Los niños son lo mejor, mira qué contentos estaban. Y las galletitas les quedaron de lo más perfectas, apuntan maneras! Qué maja tu hija por darte la oportunidad. Besitos!

BeatriZ sinsalirdemicocina dijo...

Que bien debiste pasarlo. Los niños seguro que disfrutaron de lo lindo pero no menos que tú ¿a que sí?

Carmina dijo...

Que iniciativa más bonita, y que carita más linda

Elen dijo...

OOoooooooooooooohhhhh, me encanta. Mira que tus recetas me dan mucha hambre, pero esta entrada es tan especial... Señora panadera, siga usted alegrando a esos niños y a nosotros.
Besooos

Carolina dijo...

Ay María, qué pena no tenerte más cerca, si no te enganchaba yo también para que fueras a mi clase a hacer galletitas con los míos.
Desde luego que se les ve muy aplicados y seguro que los papis quedaron la mar de contentos.
Besitos

Teresa dijo...

Chiquilla que valor !!!!!! seguro que estaban encantados. No se que tienen las masas que dejan a los crios hipnotizados ... jajaja.
Besitos

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Qué bonito María, los niños son muy agradecidos y les encanta aprender y con una maestra panadera como tú, con la paciencia y el cariño que pones seguro que fue una clase magistral.
Un bonito regalo para sus papás.
Besos guapa.

mimi dijo...

que entrada mas bonitaaaaa!!!me encantaa.
besitos noe

Gema dijo...

Que experiencia tan bonita!! Los niños estarian encantados!!!

Ruth dijo...

ja ja ja estan para comerselos..a los niños y a las galletas!!! que original regalo le han llevado a sus papis y lo contentos de hacerlo ellos mismos..toda la razón María el trabajar con niños es toda una experiencia y muy gratificante...te deseo que esto sea el principio...de un gran camino para ellos, contigo un abrazo amiga

Nuria Eme dijo...

Ay, que te como!!! Los niños se lo pasarían en grande con la experiencia, pero me parece a mí que la maestra repostera disfrutó igual o más.
Me ha encantado la entrada.
Besotes gordos, mi querida amiga María.

Cucharadas de placer dijo...

No me estraña que lo pasarás bien!
que experiencia mas bonita Maria,
y se ve que tu derrochas cariño
con ellos.
Un beso grande.

nieves dijo...

Me parece una iniciativa de lo más didáctica. Yo siempre pensé que en las escuelas, debieran tener alguna actividad relacionada con la gastronomía, ya que hoy en día, el tema de las comidas rápidas se abrió paso con fuerza, por disponer de poco tiempo, y no se le está dando la importancia que tiene el tema de la alimentación, de modo que felicidades por esta clase magistral, que los niños disfrutaron un montón, y que seguro que será una experiencia que no olvidarán.
Las galletas, monísimas :-)

Un besín.

Maria Jose dijo...

Guauuuuu... Maria que esperiencia mas bonita has tenido y que bien se lo pasan ellos. Menuda idea mas bonita ha tenido tu hija me encanta y muchisimo. Mi hija tambien es profesora de infantil y no sabes como disfruta tambien haciendo cosas con los niños, mañana le comento tu esperiencia, bikiños amiga, no sabes como me ha gustado esta entrada tuya

GOLONSEGUS dijo...

María, yo si qué me he emocionado al leer tus bellas palabras... eres estupénda! y lo que dices , es cierto, ahora la van a leer muchas personas... con lo que le gustaba a él leersela cuando iban a visitarlo...
Cada dia estás más guapa,María! estoy segura de lo bien que lo pasasteis, y los papis quedarian encantados con las galletitas, una buenisima idea la de tu hija! si te pillara más cerca, podrias ir a la clase de mi hermano, los niños tienen 6 años , y seguro que les encantaria hacer galletas contigo!
Pues la tarta de chocolate, se ve bien rica!
Me alegro de que te hayan arreglado el ordena, es que ya no podriamos pasar sín él... jijii
Mi mejor sonrisa para tí junto con mis:
Besitosss.

Pamela dijo...

MI QUERIDA MARÍA, QUÉ TERNURA MÁS GRANDE VER A ESOS CHIQUITINES TRABAJANDO COMO VERDADEROS REPOSTEROS. QUÉ LINDA EXPERIENCIA, TRABAJAR CON NIÑOS ES AGOTADOR, PERO TAN RECONFORTANTE. OJALÁ EL PRÓXIMO AÑO PUEDAS ENSEÑARLES A HACER EL PAN. SEGURO SE LO PASARÍAN DE MARAVILLA AMASANDO. AMIGA, QUIÉN TE DICE SI LA VIDA NO NOS DA UNA SORPRESA Y PODEMOS ENCONTRARNOS EN ALGÚN SITIO A TOMAR ESE CAFECITO, SERÍA MARAVILLOSO, PERO POR AHORA SEGUIREMOS POR AQUÍ SIEMPRE CULTIVANDO LA AMISTAD. TE DEJO UN BESITO Y UNABRAZO ENORME

lasdeliciasdepilar dijo...

hay madre mía, que recuerdos me trae esta entrada amiga María, no se si sabes que he estado mas de 7 años de Monitora infantil realizando muchas y diversas actividades con los mas peques justo los de 3 y 4 años, hacer estos detalles para los días señalados era de lo mas gratificante, muchas veces pensamos que los niñ@s son muy pequeñ@s y que no van a saber comportarse con las masas y nos sorprendemos de lo list@s que son y lo colorido que lo ponen todo, ademas de que se portan muy bien. estoy en paro desde el 2011 y lo hecho de menos, el trabajar con ellos me hace sentir muy bien conmigo misma (sale mi vena maestra aunque no pude estudiar mas de lo imprescindible por situación familiar) un fuerte abrazo.

La cocina de mi abuelo dijo...

que buena idea, genial, y los niños son de lo mejor

La cocina de mi abuelo dijo...

que buena idea, genial, y los niños son de lo mejor

Veronica Cervera dijo...

Que entrada tan linda.
Y yo con un poquito de envidia de esos niños. Me encantaría cocinar contigo.
Muchos besitos.
Vero

Sory Escudero dijo...

Los niños se lo pasaron en grande pero estoy segura que la que más disfrutó la experiencia fuiste tú, sin duda un día inolvidable. Las galletas quedarn preciosas, menudos artistas!!

Mil besitos

Te de Ternura dijo...

Jaja... pero que trabajo tan alentador y divertido!!!
Que guapa estás entre estos primores!!!
La verdad es que quedaron estupendas vuestras galletitas. Una experiencia más MARIA, que te dejará una huella inborrable.
FELICIDADES Y MIL GRACIAS POR TU ALIENTO EN MI NUEVA ANDADURA :)
Conxita

Jose dijo...

Bueno María, qué experiencia tan maravillosa!!! y es que a esas edades los niños están para comérselos, al igual que tus galletas. Por cierto, te eché de menos ayer en el desafió, vine a buscar tu receta de bacalao y no la encontré. Pasó algo María?. Un beso.

Aprendiz de repostera dijo...

¡Me los como!!! Pero qué niños más preciosos y qué dispuestos! No me cabe duda de que fue una experiencia excepcional, aunque no dejo de admirar vuestra valentía: yo me meto en la cocina con dos y en ocasiones me sobra alguna!

Viví Taboada dijo...

que idea tan bonita!! los papás seguro que quedaron encantados y los peques disfrutarian de lo lindo!! enhorabuena por ese detalle tan bonito! bicos

jose manuel dijo...

Que bonito, se nota que se lo pasaron pipa.

Saludos

tere dijo...

FELICIDADES MAESTRA. LES QUEDARON UNAS GALLETAS MUYYYYY BONITAS, Y SEGURO QUE REPITES LA EXPERIENCIA.BESOS.

CrispiCake dijo...

Hola María,
que experiencia tan bonita, se nota que se lo pasaron pipa y que tu disfrutaste. Las galletas divinas pero la sonrisa de los críos mucho más.
Un beso grande.

tere dijo...

Seguro que repite la experincia, y encima les quedaron muyyyy bonitas.Un beso

São Ribeiro dijo...

Foi uma excelente ideia as crianças devem de ter adorado.
Um dia bem passado com certeza.
bjs

Carlos Egea García dijo...

Me encanta esta "señora panadera".
¡Qué suerte tienen los alumnos y alumnas de tu hija de poder disfrutar de tus enseñanzas!
Ellos se lo pasarían bien. Pero creo que tú también.
Bs.
Carlos, de Vegetal... y tal
http://vegetalytal.com

Caty Pol dijo...

Que preciosidad de entrada, es divino trabajar con niños, y la ilusión que debían tener todos. Así como leía iba imaginando la escena, que bonita experiencia han vivido y la bonita historia que habrán contado en casa. Supongo que los papis deben estar felices con este precioso regalo. Y tú debías estar muy orgullos, claro! si es que eres un sol.
Un beso, guapa

Vero dijo...

Ayyyyy :)) Pero María!!!! Qué feliz se te nota rodeada de tan buena compañíaaaaa!! Me encanta la entrada de verdad. Y los peques se llevan un recuerdo precioso para todala vida, de verdad. En elcole de mi peque (es una escuela alternativa única en Galicia) todos los martes preparan galletas y los miércoles amasan el pan. Y mira que el capullín de mi peque prefiere el pan porque de galletas dice "mami, es que ya sé mucho" jajajajjaajj...es que es para comérselo :) Desde luego, esta es sin duda una experiencia de lo más gratificante y repetirás si puedes sin ninguna duda! Biquiños cielo, un fuerte abrazo!!!!

Verónica. Cocinando para mis cachorritos. dijo...

Qué idea tan bonita para el regalo del día del padre. Felicidades a tu hija por la idea y a ti por ayudarla a ponerla en práctica. Y, por supuesto, a esos pequeños cocineros tan esmerados.

LOLI dijo...

ays paisanica que bonito regalo , y que tierno el verte con tanto nene , un besote

Anni dijo...

María que super entrada me ha encantado!!Y que regalito tan original para los papis..;););)
Por cierto ayer busqué y requete busqué tu entrada del desafío y no la encontre....Ya no estas en el desafío amore???Bs

Cocina con Reina dijo...

que experiencia mas bonita,seguro que lo pasastes igual de bien que ellosy anda que regalar a los papas unas galletas hechas por ellos, vamos!! me ha encantado..besos

Nathalia dijo...

Que bonita experiencia, Maria. Se les ve felices con "las manos en la masa".
Las galletas salieron muy cucas también.
Un besazo

CARMEN dijo...

Ay mi Maria cada dia más guapa y joven, estás divina en esa foto y se te ve tan entusiasmada con tanto nene alrededor, eres única!!
Seguro que los papás quedaron encantado con tus galletas y los niños con tu visita, un besazo linda.

Susana dijo...

No me extraña la cara de felicidad que tienes y lo guapisima que estas! que envidia! te lo pasarias muy bien, Que idea tan estupenda. Me alegro mucho. Felicidades !

Montse Alonso dijo...

Qué experiencia más bonita¡¡¡¡¡ esto seguro que nunca lo vas a olvidar.

maria dijo...

Que bonitas quedaron las galletas y que experiencia tan maravillosa! besos

Mercedes dijo...

Hola bonita me alegro que hayas disfrutado de ese día maravilloso es que basta verte para imaginar el cariño que pusiste con los niños, se nota la carita de satisfacción de las niñas al ver terminado su estupendo regalo.

Bego dijo...

Debería ser una asignatura obligada porque la gastronomia también es cultura !!!
Ya me imagino lo bien que lo pasaste entre tan buena compañia , se te ve feliz.
Besinos.

Mary dijo...

Ay María, se te ve en tu salsa, con una carita de felicidad que no puedes ocultar!!!
¿Te imaginas una escuela taller de cocina para los chiquillos?...
Les encanta cocinar y que les dejen meterse entre harinas, claro que sí!!!
A ver si Rebeca te hace caso y la próxima vez haces panecillos...
Te sienta fenomenal el color salmón guapetona!!! Un beso. Me da mucho gusto verte, aunque sea en fotos!!!

Aurora dijo...

Hola María, desde luego que es una experiencia gratificante, yo he participado varios años en el colegio de mi hija cuando esta era pequeña haciendo talleres de manualidades. Prestaban mucha atención al principio pero mantener esa atención todo el tiempo era todo un reto, así que si tu lo conseguiste y además os salieron esas deliciosas galletas para regalarles a sus papás seguro que disfrutasteis un montón. ¡Toda una experiencia!.

Saludos y hasta pronto.

Carmen dijo...

Una experiencia preciosa, no hay más que verte la cara :D
Seguro que los peques disfrutaron tanto como tu y segurísimo que a los papás les encantaron las galletas, porque tienen toda la pinta de estar muy ricas.
La idea de tu hija ha sido genial.

Un beso, María

Belen dijo...

Querida amiga!!!!!!!!
Que entrada mas emocionante, por todo, por ayudar a tu hija, por enseñar a los peques, porque se te ve muy guapa y porque menuda ilusión la de esos niños llevar esas galletas para el día del padre.
La verdad trabajar con niños es muy gratificante, hablo con conocimiento de causa, sobre todo a esas edades que son como esponjas y mas graciosos!!!
Sin duda seguro ha sido una experiencia maravillosa verdad??
Besinos

Silvia dijo...

La verdad es que trabajar con niños es una de las cosas mas gratificantes, son tan expontaneos y sinceros. Creo perfectamente que el dia fué genial, seguro que disfrutaste mas que ellos. un besito guapa

Esmerαlđα• [Recelanđia] dijo...

Mi María bonita, qué linda experiencia compartir con los niños y además enseñarles, que seguro los padres estaban felices al recibir las galletas hechas por sus hijos, qué bonito!!
Y seguro que los niños te adoraron, es que es tan fácil quererte!!
Ayer te extrañé en el desafío, vine a buscarte y no encontré nada, pasó algo?
Me encantó tu entrada, qué bellas palabras!
Un beso enorme y te quiero muchísimo mi María bonita!

La Cocinera Mileurista dijo...

Unas galletas divinas y una experiencia inovidable, !!Te veo muy guapa!!.
La tarta de abajo se ve fabulosa que rica.
Besos amiga.

Sucre Glacé dijo...

Que entrada más bonita María! Por la cara se te nota que lo pasaste genial con los peques.
Una abrazo
Nuri

Mary dijo...

Que galletas más bonitas te han quedado,no me extraña con los pinches que te has buscado..

Besets

NENALINDA dijo...

Que experiencia mas bonita y gratificante seguro que los niños no olvidaran a la señora panadera como tampoco lo haran sus papas que galletas mas rewonitaaaaaaas han exo.
Aunque no me extraña nada con la maestra que han tenido.
Muchas gracias por haberlo compartido con quienes te visitamos .
Bicos mil wapisimaaaaaaaaaa.

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

María, se te ve guapísima en las fotos y feliz, creo que si que te ha compensado el trabajo de ese día!
Besos

Esther Outón dijo...

Tu si que vales iii los peques no te van a olvidar jamas ii mira que os lo pasasteis en grande y vaya regalito se llevaron "Emocionante"eres un sol señora panadera......besitos

doris dijo...

Buenas noches María,disfrutar seguro que lo pasasteis en grande haciendo estas ricas galletas tan guapas y las caritas de satisfacción tan grande.Besos y buenas noches

Dulces Triple A dijo...

Maria cariño que feliz se te ve y muy guapa, y es normal estos peques dan muchas alegrías, si es que todos deberíamos volver a ser niños y disfrutar como tu hoy, un besazo.

PINKY dijo...

Maria ,que ricura de galletas y los niños se lo pasarian en grande ,pero estoy segura que tu tambien tuviste unas horas de disfrute total y es que son encantadores verdad?
besinos guapa

Marta dijo...

Pero bueno que entrada tan bonita María y que experiencia tan fantástica, mi niño pequeño tiene cuatro años y tambien le encantan las masas, como el llama a cualquier cosa que lleve harina, es una gozada hacer cosas con él, asi que me imagino lo que ha tenido que ser estar con tantos niños con ansias de aprender y de llevar un regalo a su papá, bueno regalazo, porque menuda sorpresa. Bueno corazón un besazo.

Carmen dijo...

Caramba María, qué bonita experiencia. Cocina y niños, dos de mis grandes pasiones juntas. No se me ocurre nada mejor para disfrutar.

A ellos se les ve una cara de felicidad tremenda pero la tuya no tiene desperdicio, jajaja.

Una cosa que me ha dejado intrigada es dónde horneasteis las galletas...¿en el cole?

rosa dijo...

Hola María.

Me parece a mí que tú lo has disfrutado aún más que los peques. Es una experiencia fabulosa, los crios cuando les interesa algo captan todas las ideas de una manera increíble, solo hay que motivarlos y tú los has conseguido. Además es un detallazo como regalo, seguro que tus galletas gustaron a todos. Les quedaron chulísimas.

Un saludo.

Adita Donaire dijo...

Los hiciste para unas horas muy divertida y seguro que se lo veía emocionados besos

EnLosFogonesDeRaquel dijo...

Pedazo galletas han hecho los niños!!!pero normal,tenían buena maestra!! Yo he de decir que no soy muy niñera y no se si acabaría desquiciadita con tanto peque junto!!! Besinesss

Elena M.V. dijo...

Es divertidísimo cocinar con niños, yo cuando entra mi nieta en la cocina me deshago.

Bss

Elena

http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

maria --decorecetas-- dijo...

que detalle más bonito para los papis! en serio, se te vé radiante "señora panadera" jejejejej, que graciosos! me alegro que disfrutaras de lo lindo! buen finde wapa!

cocinillasdemaribel dijo...

seguro que no te aburririas con tanto nano a tu alrededor.. y que aunque ellos aprendieron a hacer galletas tu también aprendista algo de ellos.
un regalo genial para los papis..
un beso

TeRe dijo...

Como me ha gustado esta entrada MAria!! Esto si que es una experiencia...los peques y tu teneis una cara de felicidad tremenda..una forma de que ellos disfruten y aprendan cosas nuevas...preciosa!
un beso y buen finde

el taller de los viernes dijo...

María que experiencia mas bonita!! seguro que te lo has pasado genial!!! Y un regalo muy bonito para los papis!

Muchos besos

Gri

Éowyn dijo...

Hola María.

Me ha parecido una idea genial que los niños hicieran esas galletas. Se nota que disfrutaste mucho como lo niños, a la hora de hacer ese taller. Las galletas seguro que tuvieron mucho éxito y los papis de los niños, quedarian encantados!!

Saludos!

Bearecetasymas dijo...

Oixxxx, lo que disfrutarian los peques, se les ve emocionados y a tí mas guapa, jeje!!!
Menuda experiencia mas chula, lo recordaran siempre!
Besitos guapisima

♥ Ana dijo...

Hola ¡¡que experiencia más enriquecedora!! no se quien se lo pasó mejor, si tú o los niños, creo que todos disfrutasteis por igual, jejeje, da gusto ver lo listos que son , lo captan todo al vuelo, nos dan mil vueltas, me parece una idea estupenda la que tuvieron tu hija y Paqui, los papis estarían encantados con sus galletas
Un besote

Mª Encarna dijo...

Me imagino lo que disfrutaste tú y los niños,me parece una idea estupenda el hacer unas galletas tan chulas en el cole,un besico!

Milia dijo...

Que buena idea María, debería cundir el ejemplo, seguro que esos niños no olvidan la experiencia y tu seguro que tampoco, se te ve tan feliz! y enhorabuena a las profes por la iniciativa.
Un bico grande

Rosana dijo...

Que monada de galletas!! me encanta el reportaje! Besos

KRIS dijo...

Pues si que ha tenido que ser una experiencia fantástica !!

Si yo disfruto cocinando "sólo" con mi niña, con 27 tiene que ser una locura pero también muy divertido !!!

Y que bonitas les han quedado esas galletitas !!

Que ilusión más grande la de estos peques !!

Besotes

Petra dijo...

Qué humor tienes María!
Las galletas monísimas!

Rosita Vargas dijo...

Es una verdadera delicia me encanta probar la mano de esos peques seguro están ricaaas,abrazos y abrazos.

Gnomito dijo...

Me ha encantado la iniciativa de tu hija y me imagino que habreis disfrutado de lo lindo con los niños; me imagino regalando las galletas a sus padres con las mismas caritas de ilusión que se ven en las fotos. Espero con impaciencia el día que cocineis el pan. Besicos

Ángeles dijo...

Ellos se lo pasaron bien y para ti ha sido una experiencia, estoy segura de ello.
La próxima vez prueba con pan, les encanta.
Un beso.

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Ohhh, qué divertido hacer galletas con los niños.
Un beso.

Julia Gonzalez dijo...

Que preciosa iniciativa para el día del padre y que ilusión para los niños y mayores.
Mis felicitaciones!!

Besos y buen fin de semana!!

Claudia dijo...

No hay como compartir y enseñar a los niños lo que a uno le gusta hacer. Ya veo que lo pasaste de cine,bs

Lila GA dijo...

QUe post tan bonito!!!
No me extraña que quieras repetir, con esos pinches tan lindos debe ser un placer.
Besitos

Anyol dijo...

Pero que guapa te ves y cuanta paciencia con tanto niño.
Acabo de cambiar la URL del blog, ahora es http://anyolenfemenino.blogspot.com.es
He puesto el gadget en el lateral derecho, arriba.
Si recibes mis entradas por email, vuelve a hacerlo porque ya no te llegarán. Si tienes mi blog en tu blogroll, cambia la URL tambien. Gracias y perdona por las molestias.

igloo cooking dijo...

ohhhhhhhhh que preciosidad de día, yo la verdad es que pongo mucho conmigo a mi hijo de 3 años y a su amiguito Bruno, nuestro vecino de 6 años y nos lo pasamos pipa, jaja! Besitos

Elena P dijo...

Que pinta mas rica y que colaboradores los peques, me quedo para seguirte, un saludo!

Labidú dijo...

Querida María, con ver tu cara ya basta para ver lo bien que te lo pasaste con ellos. Tu hija si que sabe. Para los niños seguro que la experiencia fue estupenda y repetirán las veces que su profe se lo diga. Pero los padres si que tienen que estar agradecidos. Tanto gastar dinero en regalos innecesarios y seguro que con estas preciosas galletas les hicieron los más felices del mundo. A ver si preparan pan, jeje. O más galletas, la vida tiene mucho que celebrar.
Este año no hubo celebración en nuestra casa, mi padre aúin sigue ingresado.. Besinos amiga

Aurélie dijo...

María, qué pinches más monos te has buscado!
Son adorablessss!
Y sus galletas, impresionantes!
Besos,
Aurélie

MABEL dijo...

Maríaaaa preciosísima, qué experiencia más bonita!!! He estado tan liada con la ronda del Desafío, que no había visto esta entrada (por cierto, se te ha echado de menos). Yo tengo la suerte de vivirlo muy a menudo con em minichef de mi casa, o sinó quién te crees que me echaba la harina del bizcocho de la sara en la mezcla de claras y yemas??? jejeje
La verdad es que les quedaron unas letras muy bonitas, que seguro triunfaron en casa.
Un besote, guapa.

Mar dijo...

Que bonita entrada!!! María, vaya regalo del día del padre que hicieron... una preciosidad y claro que se divertían. Les quedaron preciosas!! y es que no podía ser menos, con la ayuda de la "Señora Panadera" jajajajajajjajaj

Un besico

Se ha producido un error en este gadget.