Bizcocho base para tartas.

Este bizcocho es ideal como base para tartas, de hecho es el que siempre utilizo para la elaboración de la tortada aguileña, de la que también daré la receta. Me gusta especialmente porque absorbe muy bien el almibar y se mantiene mojado el tiempo suficiente para tomarse sin que se queda reseca.


















Ingredientes:
  • 6 Huevos.
  • 250 gramos de azúcar.
  • 125 gramos de harina.
  • 125 gramos de harina de maíz Maizena.
  • Medio sobrecito de levadurina Royal.
  • Raspadura de un limón.
  • Mantequilla para untar el molde.
Preparación:
Batir las yemas con el azúcar y la ralladura de limón hasta que doblen el tamaño. Agregar la harina, la Maizena y la levadurina y reservar. No os asustéis, se queda muy duro.



















En otro bol se montan las claras a punto de nieve muy firme (un truco para evitar que se bajen es añadirle un buen chorro de limón cuando ya estén montadas y seguir batiendo un poco más). Por último se incorporan las claras batidas a la mezcla anterior con movimientos suaves.


















Se vierte la mezcla resultante en un molde de horno engrasado con mantequilla y se hornea a 180º.
Se ha producido un error en este gadget.